sábado, 18 de octubre de 2008

Bases antárticas

Unos 30 países signatarios del Tratado Antártico disponen de estaciones de investigación permanentes en las zonas costeras de la Antártida. Esto supone una población de unas 4.000 personas durante el verano austral y unas 1.000 personas durante el invierno. Además de estas estaciones permanentes, cada verano se establecen unos 30 campamentos.

La Base Antártica Española Juan Carlos I (BAE Juan Carlos I) es una base científica en la Antártida dependiente del CSIC. Está situada en la península Hurd en la isla Livingston, en el archipiélago de las Shetland del Sur, a 40 metros de la costa, y a 12 metros de altura, y puede albergar como máximo 19 personas. La base más cercana es la búlgara St. Kliment Ochridsky, distante 1,7 km en dirección NE. A unas 20 millas de navegación se encuentra la otra base española, Gabriel de Castilla, situada en Isla Decepción del mismo archipiélago.

Plano del edificio habitación de la base española Juan Carlos I.

La construcción de la instalación española se terminó el 11 de enero de 1988. La base sólo permanece ocupada en el verano austral, desde mediados de noviembre hasta principios de marzo. Sus actividades se realizan en los alrededores de la base así como en un campamento temporal en la península Byers.

La base norteamericana de Mac Murdo se sitúa en la ladera de la Isla de Ross en la Antártida, a orillas del Canal de Mac Murdo, a 3.500 km al sur de Nueva Zelanda. Sirve como centro logístico para la mitad del continente y actualmente está gestionada por Raytheon Polar Services. Todas las personas y mercancías que van o vuelven de la Base Amundsen-Scott (ubicada en el polo sur) siempre pasan por Mac Murdo.

La base se fundó en 1956, con el nombre de Instalación Naval Aérea Mac Murdo, y en la actualidad constituye la mayor comunidad de la Antártida. La cabaña de Scott todavía está en pie en la parte exterior de McMurdo, adyacente al puerto de Hut Point. Las instalaciones incluyen un puerto, 3 aeropuertos (2 de ellos estacionales), un helipuerto y alrededor de 100 edificios. El primer objetivo del trabajo que se realiza es científico, pero el número de residentes, que en el verano alcanza los 1.000, se reduce en invierno a 200, que se dedican a mover las mercancías destinadas al mantenimiento del campamento.

La base Mac Murdo está a 5 km aproximadamente de la Base Scott de Nueva Zelanda.

La Base Amundsen-Scott, es una estación antártica estadounidense que se encuentra en el Polo Sur Geográfico. Este es el lugar más meridional del planeta que está continuamente habitado. Su nombre honra a Roald Amundsen y Robert F. Scott, que alcanzaron el Polo Sur en 1911 y 1912.

Se construyó en noviembre de 1956 para servir de soporte al Año Geofísico Internacional en 1957, y ha permanecido continuamente ocupada desde entonces. Las instalaciones actuales se sitúan a unos 100 metros del Polo Sur Geográfico, y se desplaza hacia el polo a razón de unos 10 metros por año. La estación fue reconstruida en 1975 mediante una cúpula geodésica de 50 metros de ancho por 16 de alto, con contrucciones modulares que albergaban combustible y equipamiento.

Uno de los instrumentos que se encuentran en la base es el Telescopio del Polo Sur (SPT) mide 10 metros de diámetro. Fue construido en 2006. Trabaja en el rango de las microondas cósmicas y se espera que proporcione información sobre la materia oscura. Los instrumentos son refrigerados mediante hidrógeno líquido y mantenidos a una temperatura de un cuarto de grado por encima del cero absoluto.

El diseño del actual edificio se inició en 1992. La construcción de 7.400 m² de superficie útil, corrió a cargo de la empresa BBFM, se terminó en 1999 y supuso unos gastos totales de 150 millones de dólares.

Un LC-130 está repostando combustible en la base Amundsen-Scott del Polo Sur. Estos aviones utilizados en el Programa Antártico norteamericano, vuelan desde la base de la Guardia Nacional en Nueva York para transportar carga y pasajeros alrededor del continente austral.

No hay comentarios: