domingo, 4 de enero de 2009

Nos dejó la madre de todas las abuelas

Este artículo es una copia del publicado por la BBC.

La persona que hasta ahora era la más longeva del mundo murió el pasado sábado a los 115 años de edad. María de Jesús, que así se llamaba la anciana, había nacido el 10 de septiembre de 1893 en Corujo, una localidad del centro de Portugal a 150 kilómetros de Lisboa. Tuvo que trabajar en el campo desde los 12 años y no pudo ir a la escuela. Sobrevivió a su esposo por 57 años y tuvo seis hijos y once nietos. A sus 100 años de edad comenzó a aprender a leer y a escribir.

Evitaba comer carne y prefería comer pescado y verdura, nunca fumó, ni bebió alcohol ni café y fue al hospital tan sólo una vez en su vida. Según comenta su hija de 84 años, jamás tuvo que tomar medicina alguna y estuvo activa hasta hace pocos meses. Le encantaba tomar el sol frente a su casa.

Según el Grupo de Investigación Gerontológica de Los Ángeles, que mantiene una base de datos internacional de personas que tienen más de 110 años, María se había convertido el pasado mes de noviembre en el ser humano más viejo luego de que la estadounidense Edna Parker muriera a la misma edad que la anciana de portuguesa. Ahora se cree que la persona más longeva es otra mujer que vive en Estados Unidos, Gertrude Baines, quien tiene 114 años. El hombre más viejo vive en Japón y tiene 113.

Se cree que la persona que más vivió fue una mujer francesa que alcanzó a cumplir los 122 años.

En la actualidad en España vive Manuela Fernandez-Fojaco, naciada el 18 de junio de 1895 (113 años y 5ª persona más anciana del mundo), Maria de la O Soria-Berbel, nacida el 9 de abril de 1898 (110 años) y Andresa Guerrero-Ortiz, nacida el 30 de noviembre de 1898 (110 años).

No hay comentarios: