martes, 3 de noviembre de 2009

Compral, piramidón y aspirina

Aspirina de la fábrica de coque.-

Exactamente lo mismo ha sucedido en otros terrenos, por ejemplo, en el de los medicamentos. Aquí ha obtenido la victoria el toluol, hermano del benzol, hijo también del alquitrán, y como el benzol, un aceite ligero, derrotando a muchos productos naturales.

Tubo de vidrio y tapón de corcho para aspirinas de los años 30.

Todo lo que toman hoy los enfermos y que alivia su estado se deriva del carbón, del alquitrán, del toluol: aspirina, piramidón y compral y tantas otras cosas buenas de diversos nombres, tabletas a las que nadie pregunta de qué familia proceden y que, sin embargo, son, en último resultado, los hijos del hierro: porque sin la búsqueda de los industriales siderúrgicos de un combustible utilizable, no existirían ni el coque ni uno siquiera de sus subproductos; por consiguiente, tampoco el alquitrán ni el toluol ni la aspirina...

PIRAMIDÓN 21-9-1938. Laboratorio de La Química Comercial y Farmacéutica, S.A. (Barcelona). Dimetilamino-fenildimetilpirazolona, 0'30 g es un antipirético, antineurálgico i antirreumático indicado en casos de influenza, gripe, fiebre de las enfermedades infecciosas, hemicrania, neuralgias del trigémino, dolores de cabeza, neuritis, dismenorrea y erisipela).

Compral comercializado en bolsitas en Sudáfrica (Cada una contiene 324 mg de paracetamol, 453,6 mg de aspirina y 64,8 mg de cafeina).

Una tonelada de hulla da 780 kilogramos de coque, 30 kilogramos de alquitrán y 325 metros cúbicos de gas de coque (190 Kg). De los 30 Kg de alquitrán se obtienen, entre otras cosas, 6 Kg de benzol y 1,2 Kg de toluol y además uno y tres cuartos de kilogramo de solventnafta, un buen producto de limpieza, una materia disolvente que encuentra aplicación en la Química y en el lavado.

Recipiente de Piramidón de los años 70.

Pero éstos son solamente los llamados aceites ligeros que el alquitrán nos cede calentándolo a 150 grados Celsius. Si continuamos haciendo subir la temperatura de destilación surgen los «aceites medios», doscientos gramos de ácido fénico y además un par de gramos de piridina. Estas materias son también interesantísimas e importantes; encuentran aplicación en la fabricación de medicamentos, en la desinfección y en otras ramas de la Química. El ácido fénico todos lo conocemos por los hospitales; conservamos en nuestro olfato un recuerdo de su penetrante e inconfundible olor. Este ácido sale del alquitrán a los 220 grados; pero éste guarda todavía mayores sorpresas que sólo abandona a temperaturas más elevadas por el calentamiento hasta 270 grados: los aceites pesados, en conjunto unos 8,5 Kg, a los que pertenecen el fenol, el antraceno y el cresol, materias que pueden servir, en parte, como medios de impregnación y, en parte, para lubricación y que encuentran también empleo en la química de los colorantes.

El texto anterior, con excepción de los pies de foto, es del libro "Tú y el acero", (Volkmar Muthesius, Editorial Labor, Barcelona 1940).

En la destilación del alquitrán de hulla se obtiene pireno (Benzo (d,e,f) fenantrenobeta-Pireno C16H10), sólido incoloro que se encuentra en la misma de forma natural. Está formado por cuatro anillos bencénicos unidos.

Para obtener el ácido salicílico (Ácido 2-hidroxibenzoico C7H6O3) se parte de fenol y una disolución de sosa al 50%. En la actualidad el 85% de la producción mundial de ácido acetilsalicílico se realiza en Langreo, en una planta química de la empresa multinacional Bayer. En esta zona asturiana existió una importante industria siderúrgica, hoy en día desaparecida.