domingo, 7 de febrero de 2010

Próxima inauguración del sincrotrón ALBA

El Sincrotrón Alba se inaugurará el próximo 22 de marzo en un acto oficial con representantes de la Generalitat y del Gobierno central, coincidiendo con la celebración de la VI Conferencia Europea de Infraestructuras de Investigación (ECRI 2010) que se desarrollará en Barcelona en esas fechas.

Durante las últimas semanas, el acelerador de partículas inició las primeras pruebas con el propulsor que demuestran que todos los componentes, subsistemas y equipos funcionan correctamente, aunque las pruebas se realizaron por un tiempo corto y limitado para minimizar la interferencia en la instalación del anillo de almacenaje y de las líneas experimentales de luz.

El acelerador lineal ya se puso en funcionamiento el año pasado en paralelo con la finalización del edificio, donde se crea el haz de electrones que se inyectará en el segundo acelerador, el Propulsor, en el que la energía se incrementa hasta los 3 GeV (Se puede comparar con los 7 TeV con los que el LHC impulsa los protones que utiliza.).

El Sincrotrón Alba, ubicado en el Parc de l'Alba en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), está formado por tres aceleradores, el lineal, el propulsor y el anillo de almacenaje, así como por siete líneas experimentales de luz que lo convierten en una de las infraestructuras científicas más importantes de España.

Está prevista la total operatividad de la infraestructura para principios del 2011, una vez completada la operación del anillo de almacenaje este otoño.

Los sincrotones son equipamientos científicos de muy alto nivel que contribuyen al desarrollo de casi todas las áreas de conocimiento. Estas infraestructuras utilizan un avanzado sistema de aceleración de electrones para producir una luz extraordinariamente intensa, un billón de veces más potente que los rayos X, que permite observar fenómenos microscópicos con una precisión excepcional.

Por este motivo, constituyen un instrumento indispensable para realizar estudios científicos y tecnológicos muy avanzados, como:

El estudio del cerebro y de secuencias de ADN.
El análisis de virus y bacterias.
La creación de nuevos fármacos y terapias médicas.
El diseño de objetos nanoscópicos, como implantes quirúrgicos o microchips.
La creación de nuevas moléculas.
El diseño de nuevos materiales para la industria (semiconductores, plásticos, productos químicos, tejidos, etc.).

El sincrotrón Alba tendrá aplicaciones en varios sectores de carácter estratégico, tales como:

Ciencias de la vida.
Medicina.
Medio ambiente.
Energía.
Diseño de nuevos materiales.
Microelectrónica.
Nanotecnología.

A partir de su inauguración, en el año 2011, se convertirá en una instalación científica de referencia en Europa, ya que será uno de los pocos sincrotones de tercera generación del continente, y actuará como centro de servicios de investigación avanzada para comunidades científicas e industriales de todo el mundo.

Su puesta en funcionamiento generará a su alrededor una importante concentración de institutos de investigación públicos y privados, y contribuirá a atraer y retener en Cataluña a un gran número de proveedores de alto nivel tecnológico y de excelentes investigadores y profesionales. Al mismo tiempo, tendrá un efecto catalizador sobre la competitividad de la comunidad científica y empresarial, ya que permitirá generar conocimientos, aplicaciones y servicios innovadores a escala mundial.

El sincrotrón Alba representa una inversión pública superior a los 200 M € en su primera fase, y de 420 M € hasta el año 2020. Su construcción y gestión corre a cargo de un consorcio participado a partes iguales por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat de Catalunya. Comenzará su actividad con una capacidad de 1.000 investigadores por año y con 7 líneas de investigación, e irá ampliando sus instalaciones progresivamente, a medida de las necesidades científicas locales e internacionales, hasta acoger cerca de 30 líneas de investigación y más de 4.000 investigadores por año.

Para garantizar la precisión nanométrica de las investigaciones de alto nivel que se llevarán a cabo en su interior, el sincrotrón Alba requiere un nivel extraordinario de estabilidad mecánica, térmica y eléctrica. Esta circunstancia ha permitido dotar al Parc de l’Alba de redes de servicios urbanos de excepcional potencia y fiabilidad, que aportan una importante ventaja competitiva para las actividades intensivas en conocimiento.

No hay comentarios: