jueves, 20 de enero de 2011

Buque RO-PAX Sorolla

El pasado 3 de diciembre el plante de los controladores aéreos me hizo cambiar el avión de Ryanair por el barco de Acciona. Se trata del ferry RO-PAX Sorolla. Un viaje tranquilo en una noche fría, viendo las luces de Barcelona alejarse, para llegar a Palma a las 7 de la mañana, un agradable cambio, a pesar de la pérdida de tiempo.


El Sorolla fue contruido para Trasmediterránea, en los astilleros Hijos de J. Barreras, S.A. de Vigo. La construcción del Sorolla, y la de su gemelo Fortuny representó una apuesta firme de sus armadores por un importante mercado, en el que sustituyeron a los veteranos "canguros", que desde 1979 enlazaban Barcelona-Baleares y Valencia-Baleares.

Estos buques son capaces de mantener una velocidad de 23,5 nudos. Son unos barcos amplios, luminosos y espaciosos y tuvieron un coste de 13.200 millones de pesetas.

Su gemelo Fortuny fue fabricado en la factoría de Izar en Puerto Real. Ambos incorporan los últimos avances tecnológicos de la construcción naval, además de estabilizadores de aletas activas, disponen de un sistema antiescora para la corrección de la inclinación transversal en condiciones de viento fuerte y evitar así asimetrías de peso.

El contrato de construcción del buque Sorolla se firmó el 30 de julio de 1999 y el 11 de enero de 2000 se arboló en la grada el primer bloque de su quilla, siendo botado el 25 de octubre siguiente, en ceremonia que amadrinó la señora Ana María Pastor Julián, subsecretaria del Ministerio de la Presidencia y en presencia, entre otras personalidades, del subsecretario del Ministerio de Hacienda, Rafael Catalá Polo, el director general de Patrimonio, Pablo Olivera Massó, el presidente del astillero, José Francisco González Viñas y el presidente de Trasmediterránea, Miguel Ángel Fernández Villamandos.

Cada buque mide 172 metros de eslora total, 26,20 de manga, 9,20 de puntal, 6,20 de calado máximo y 26.916 toneladas de peso. La propulsión está proporcionada por cuatro motores Wärtsila L38A de 9 cilindros, que dan una potencia total de 23.760KW a 600 rpm (39.400 caballos), acoplados a dos reductoras REINTJES DLGF 8890, K31 y sendos ejes que accionan 2 hélices de paso variable Wärtsilä CP130 del tipo kamewa. Dispone de 3 motores auxiliares Wärtsilä 20, de 8 cilindros en línea con una potencia de 1.300KW a 900 rpm. Las 2 hélices de maniobra son del tipo Brunvoll. En pruebas alcanzó y mantuvo los 25 nudos de velocidad. De quilla a perilla se cuentan diez cubiertas y en el techo del puente incorpora un helipuerto.

Cada buque tiene capacidad para 1.000 pasajeros, repartidos en 32 camarotes clase club, 171 camarotes de clase turista, 252 butacas y seis camarotes para discapacitados. Los camarotes de la clase club, situados a la banda de estribor, ofrecen todos los servicios de un hotel, incluido teléfono y televisión vía satélite. La misma tarjeta que permite al pasajero acceder a su camarote, le sirve para hacer uso del gimnasio y la sauna. Los camarotes de la clase turista son más funcionales en su decoración, y los de discapacitados están diseñados, como es obvio, para facilitar su movilidad. La acomodación en butacas está repartida en dos salas acristaladas que disponen de monitores de televisión, en los que también se proyectan películas de vídeo. En la misma cubierta se ha puesto a disposición de los pasajeros una sala de consigna para el equipaje de mano, con la finalidad de facilitar su movilidad a bordo.

En lo que se refiere a capacidad de carga, dispone de 1.800 metros lineales y un "car deck" con capacidad para 330 vehículos, casi cuatro veces más que los buques tipo "canguro".

La rampa de popa, que ocupa casi toda la manga del barco, así como las dos rampas abatibles para acceder a la cubierta superior y las dos fijas para acceder a las cubiertas inferiores fueron diseñadas y suministradas por MacGregor. Para hacer andar esas 25.028 toneladas a 23 nudos se necesitan unas 90 toneladas diariasde combustible.

La incorporación de los nuevos buques Sorolla y Fortuny, así como la puesta en servicio en la línea Cádiz-Canarias del Superfast Levante además de la adquisición de los rolones Superfast Canarias y Superfast Andalucía, situaron a Trasmediterránea en una posición de claro liderazgo en el sector.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales SEPI inició, el 2 de octubre de 2001, el proceso de privatización de Trasmediterránea, con el acuerdo de su Consejo de Administración. El Consejo de Administración de SEPI, celebrado el 30 de julio de 2002, adjudica Trasmediterránea al consorcio formado por Acciona Logística, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, Compañía de Remolcadores Ibaizábal, Agrupación Hotelera Dóliga, Suministros Ibiza y Naviera Armas.

El Plan Industrial presentado por el consorcio adjudicatario impulsa el fortalecimiento de Trasmediterránea en el transporte marítimo de pasajeros y mercancías con el objetivo de convertir a la Compañía en líder europeo en el sector de operadores de ferry.En la Junta General Ordinaria de la Compañía, celebrada el 11 de abril de 2003, se forma el nuevo Consejo de Administración de Trasmediterránea en el que participan trece consejeros nombrados por los nuevos propietarios.

En marzo de 2003, se inauguró una nueva línea regular de pasaje y carga con el norte de Africa. Con la travesía Almería- Ghazaouet, que realiza un buque tipo Canguro, Trasmediterránea pasó a ser la primera naviera española en enlazar España y Argelia.

1 comentario:

Roberto dijo...

Estupenda entrada, lo único decir que las dos primeras fotos corresponden al Murillo y no al Sorolla, aun con los colores antiguos de Trasmediterranea.