sábado, 16 de abril de 2011

Carretera transoceánica Perú-Brasil

Franklin McCubbin cuenta con humildad pero sin restar épica las peripecias de sus viajes a través de la ruta transoceánica que une Lima con São Paulo, la primera gran carretera internacional pavimentada entre el Atlántico y el Pacífico en la historia de América Latina y símbolo de la pujanza económica peruana y brasileña.

Puerto de Matarani, situado en el Pacífico.

McCubbin es chófer de la compañía de autobuses Ormeño, la única empresa de transporte de pasajeros que une por tierra la capital peruana con la capital económica de Brasil desde que se inauguró el último tramo de la ruta a finales de 2010. Son unos 6.000 kilómetros y el tramo más difícil es el de Cuzco, cuando se cruzan los Andes a casi 5.000 metros, porque suele haber hielo en el asfalto. Pero una vez que se cruza en balsa el río Madre de Dios, ya casi se está en Brasil y de ahí para adelante todo es llano. El viaje dura casi cinco días y el billete cuesta 250 dólares.

El puente Guillermo Billinghurst sobre el río Madre de Dios, cuya inauguración está prevista para antes de este verano y que unirá la ciudad de Puerto Maldonado con el caserío de El Triunfo, ambos en el Departamento de Madre de Dios, en el extremo sudoriental de la República del Perú, completará la construcción del llamado Corredor Vial Interoceánico Sur Perú-Brasil y evitará el actual paso en balsa. Este puente colgante, con sus 722 metros de longitud, será el más largo del Perú.

La ruta transoceánica del sur enorgullece a los peruanos y es una de las obras que mejor representa la política económica con vocación exterior que el país ha reforzado en el último decenio. La primera piedra del tramo peruano la puso el expresidente Alejandro Toledo en 2005 y la cinta inaugural la cortó Alan García.

Esta en marcha una segunda carretera interoceánica que une la costa norte peruana con la ciudad brasileña de Manaos, una de las zonas con mayor proyección industrial y tecnológica. Gracias a este segunda carretera se podrá desarrollar la selva peruana, una región casi tan deprimida como la andina.

Alan García anunció que el próximo 28 de abril se reunirá en Lima con los presidentes de Colombia, Chile y México para poner en marcha un acuerdo del Pacífico para favorecer la expansión americana en el mercado asiático. Brasil fue quien impulsó la Transoceánica Sur para dar el salto a Asia desde los puertos peruanos de Marcona, Matarani e Ilo.

Los Andes al fondo.

Brasil se ha convertido en una de las diez mayores economías del mundo y la suya representa más de la mitad de la actividad económica sudamericana. El PIB brasileño corresponde al 55% del PIB de América del Sur. Brasil se ha fijado una meta que coloca a la Amazonía en el centro del escenario mundial, convirtiéndola en el más importante espacio geoestratégico, abrir la Amazonía a la explotación masiva de sus recursos naturales.

El prerrequisito para su cumplimiento era romper el escollo geográfico que las grandes selvas y los grandes ríos representaron históricamente como freno a la penetración del transporte. De ahí que la apertura del territorio amazónico y su vinculación física con los puertos de exportación de los dos océanos más importantes, el Atlántico y el Pacífico, y a través de ellos con el resto del mundo, es el objetivo principal de la llamada Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Sudamericana, más conocida por su sigla IIRSA, que se puso en marcha en agosto del año 2000 en Brasilia.

La carretera de más de 6.000 kilómetros, con puentes que aguantan el paso de vehículos de hasta 60 toneladas de peso, permitirá el flujo permanente de inversiones y mercancías de un océano a otro, y la consecuente apertura del espacio amazónico al mercado mundial.

Puente Guillermo Billinghurst sobre el río Madre de Dios.

Evo Morales acaba de firmar con Alan García una acuerdo para la construcción de un tramo de carretera de 80 kilómetros que una de manera directa Bolivia con la carretera interoceánica, que durante cientos de kilómetros corre casi paralela a la frontera boliviana. El tramo Nareuda-Extrema-San Lorenzo, acordado por los presidentes, es también parte de la red planificada por el IIRSA.

Hasta ahora, la navegación de los ríos era la forma más efectiva de penetración a la selva. Cuando se produjo el fenómeno del auge de la extracción del caucho entre los años 1870 y 1914, la primera incorporación de la Amazonía continental al mercado mundial, los ríos se convirtieron en la vía de acceso de miles y miles de personas a la selva.

Cuando esté en uso el puente Billinghurs, se calcula que lo cruzarán un promedio de 1.500 camiones de gran tonelaje cada día.

Puerto de Santos, cercano a Sao Paulo, extremo oriental de la carretera.

Ejes IIRSA en Sudamérica.

Ejes IIRSA en Perú.

Carretera transoceánica.