sábado, 19 de mayo de 2012

Fabricación de ruedas de ferrocarril.

En el número de enero de 1922 de la revista "La Science et la Vie" se muestra el proceso industrial utilizado en Estados Unidos para laminar ruedas de ferrocarril.

A principios del siglo XX las ruedas de ferrocarril con un collar, para la fijación al eje, de fundición, radios de hierro y llanta de acero. El proceso de fabricación evolucionó hasta crear ruedas forjadas en el martillo pilón, tal como se hacía en el proceso Arbel-Deflassieux. Lo más común era un núcleo de forja o fundición y una llanta de acero.

El artículo habla del procedimiento ideado por el ingeniero americano Slick, utilizado en la Carnegie Steel Company en Homestead (Pensilvania). Se parte de unos lingotes de acero que se laminan en forma de barras redondas. Las barras, aun calientes, se llevan a una cizalla especial que las corta en bloques cilíndricos. Estos bloques se recalientan y se envían a una punzonadora que hace un agujero en el centro, para poderlos sujetar durante el proceso de laminado.

Cada bloque se monta sobre un mandril y se coloca en la maquina de laminar (Fig. 1 y 2). Esta máquina dispone de dos discos matrices A y B (Fig. 2) montados sobre ejes que forman un ángulo muy obtuso. Un pistón hidráulico, de gran diámetro, empuja un disco contra otro, mientras que un motor eléctrico M de 1.000 a 2.000 caballos hace girar uno de ellos, produciendo el efecto de laminación entre los dos discos.

Una vez la rueda ha sido laminada, se coloca sobre otro mandril y se lleva a una cizalla de gran potencia para retirar el exceso de metal. Posteriormente se retira del mandril y en una punzonadora se le hace el agujero definitivo para insertarla en el eje.

La cizalla destinada a cortar la barra de acero (Fig. 3 y esquema 4) pesa alrededor de 385 toneladas. Esta formada por un par de discos L, dotados en su periferia de una lámina cortante, con forma de excéntrica. Los discos están montados en el extremo de dos ejes A, de 60 centímetros de diámetro, que giran en el mismo sentido.

El otro extremo de los ejes queda dentro de un carter C y reciben su movimiento mediante una transmisión de engranajes, desde un eje motor B. Mientras dura el corte una cubeta D sujeta el extremo de la barra. Cada corte no dura más de 8 segundos.

Laminador mostrando una rueda laminada.

El manipulador eléctrico permite mover y colocar las ruedas aun calientes.

Máquina para desbarbar y punzonar el agujero central.

Almacén de ruedas terminadas.

A continuación se puede ver un vídeo en donde se muestra como se fabrican, en la actualidad, las ruedas de ferrocarril.