viernes, 5 de febrero de 2016

Planta de tratamiento de materia orgánica del Vallès Oriental


Una dos semanas visité, junto con mis compañeros de trabajo, la planta de tratamiento de materia orgánica del Vallès Oriental.

Junto a la planta de tratamiento se encuentra también un centro de transferencia de residuos a contenedores mayores para su transporte.


El proceso de digestión anaerobia para producir biogás y compost  permite tratar 45.000 toneladas anuales de la fracción orgánica de los residuos municipales recogidos selectivamente en las comarcas del Vallès Oriental y del Maresme.






Esta es la entrada a la sala de control, en donde trabajan dos operadores y desde donde se puede ver la nave de recepción y pretratamiento, en donde se limpia el material para quitar metales, plásticos y arenas y se mezcla con agua en un pulper para homogeneizarlo y enviarlo a los digestores.



En la nave de recepción una pala cargadora lleva las bolsas de plástico a la abridora.


Ahora está descargando en la abridora, que rasga las bolsas y deja salir el contenido.


En este tromel se separan gran parte de las arenas.





En el exterior se encuentran los digestores, el gasómetro y las naves de compostaje, afino y eliminación de olores.





El gasómetro es un depósito semirigido de doble membrana que se hincha al igual que las atracciones de feria, con un ventilador.




Cada digestor dispone de un depósito regulador.



Estos son los dos motores que aprovechan el biogás para producir electricidad.




Uno de los dos digestores estaba abierto por labores de mantenimiento. El interior se erosiona mucho por la circulación de la materia orgánica y la corrosión. Periódicamente se ha de controlar el espesor de la plancha de acero y repintar.  Se pueden ver los andamios para las operaciones y en el centro se encuentran situados los tubos que hacen recircular parte del biogás para agitar el contenido del digestor.


Aquí se puede ver el anclaje de la plancha que se ha retirado para acceder al interior del digestor.





Sobre el suelo se encuentra la tapa del digestor.




Esta es la antorcha de quemado del biogás sobrante.






En primer término se encuentra la caldera para calentar los digestores cuando se han de poner en marcha y no se ha producido suficiente biogás para poner en marcha los motores y aprovechar el calor de la refrigeración de los mismos para calentar los digestores.



Escotilla del digestor en reparación.







Pequeño almacén de equipos para mantenimiento.



Estas son las hélices de los pulpers que mezclan la materia orgánica con agua.


Fase final del compostaje.


Depurador del aire antes de enviarlo a la atmósfera. Para eliminar los compuestos que producen mal olor se utilizan hipoclorito sódico y ácido sulfúrico. También se utiliza un procedimiento biológico con bacterias en lecho de brezo.


Ducha y lavador de ojos, como medida de protección frente a contaminación con productos químicos.








Tornillo sinfín de un transportador.





Mezclador vertical COMPAR.




Caldera ANINGAS ERGÓS para el calentamiento del digestor.