domingo, 24 de abril de 2016

El Solar Impulse II


El avión Solar Impulse II, propulsado exclusivamente con energía solar, ha aterrizado este domingo en Mountain View, al sur de San Francisco (California, EEUU), tras atravesar el océano Pacífico.


El Solar Impulse II, pilotado por uno de sus inventores, Bertrand Piccard, realizó un vuelo de tres días y tres noches desde Hawái sin ningún tipo de carburante, solo impulsado por tecnologías limpias, en un recorrido de 4.528 kilómetros. Había partido del aeropuerto de Kalaeloa a las 16.15 del jueves.


El abuelo de  Bertrand Piccard ascendió por primera vez a la mayor altitud en globo (16.000 metros, en 1932) y su padre fue igualmente pionero al alcanzar la máxima profundidad marina en un batiscafo (11.000 metros, en 1960). Nacer en una familia con semejante nivel aventurero y científico provoca, al menos, una azarosa desorientación sobre la responsabilidad de continuar enriqueciendo un currículo a priori insuperable. Bertrand, nieto e hijo de Auguste Piccard y Jacques Piccard, respectivamente, físico e ingeniero ilustres que consiguieron las hazañas referidas, no siente el peso de esa responsabilidad y tiene perfectamente orientada la brújula que ya en 1999, junto a Brian Jones, le llevó a ser el primero en dar la vuelta al mundo en globo sin escalas. Su profesión de psiquiatra y psicoterapeuta, que incluyen el estudio de técnicas de hipnosis, aplicadas al campo de las situaciones extremas han acabado por blindar una personalidad a prueba de retos.


El Solar Impulse II, que busca ser el primero en dar la vuelta al globo terráqueo, en 12 etapas, impulsado exclusivamente por energía solar, aterrizó el lunes 30 de marzo en territorio chino. La aeronave, que se alimenta con más de 17.000 placas solares, partió de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) el pasado 9 de marzo, habiendo completado hasta llegar a China las correspondientes a Mascate (Omán), Ahmedabad y Benarés (India) y Mandalay.