jueves, 19 de mayo de 2016

Fundición de hierro Jorge Martín e Hijos


La empresa Jorge Martín e Hijos construyó maquinaria agrícola en Alaejos (Valladolid), al menos, a partir de 1900. Entre sus productos se encontraban prensas de husillo para vino, norias, arados, rodeznos, aventadoras, ventiladores, poleas, alivios para molinos, segadoras y trilladoras.


Aquí se puede ver el stand de la empresa Jorge Martín e Hijos de Alaejos, en una feria del campo.


Catálogo de norias de los años 20.

En el Pozo de la Rejada, en el pueblo de Mestanza, la noria, de hierro fundido, fue comprada en 1901 a la casa Jorge Martín e hijos, de Alaejos (Valladolid), por un valor de cuatrocientas veintiséis pesetas y veinticinco céntimos, incluidos los cangilones y escalerillas. Fue llevada por tren hasta Puertollano y en carro hasta el pueblo. Para su cuidado se nombró un guarda llamado Federico Calero Estepa con un sueldo anual de seiscientas pesetas.


Prensa de vino del Museo del Comercio de Salamanca.



La empresa zamorana Hierros Manuel Vidal cogió en 1920 la representación para esta provincia de Jorge Martín e Hijos, los propietarios de la fundición de Alaejos, que vendían a finales del siglo XXI norias, prensas de uva, maquinaria agrícola, aventadoras de cereales... Ambas familias -la de Alaejos y la de Zamora- se unirían pocos años después al casarse Manuel Vidal Chillón, hijo de Desiderio, con Cándida Martín, hija de Jorge.