lunes, 6 de junio de 2016

Automóviles construidos en Zaragoza


En La Coctelera Animada hemos encontrado este interesante artículo sobre los automóviles construidos en Zaragoza.

Zaragoza, después de Madrid y Barcelona, ha sido probablemente la ciudad que más tipos de coches ha fabricado. Fernando Sandoval, un ingeniero industrial nacido en 1921, es el primero en construir un coche en una fábrica que poseía en el camino de Lapuyade, donde construye un automóvil con carrocería de aluminio, cuatro velocidades, capaz de alcanzar la velocidad de 100  kilómetros por hora, y que le puso como marca Sandoval.

Otro ingeniero industrial muy apasionado por el mundo del automóvil, Don Fernando Escudero decide comenzar en 1923 a construir sus propios vehículos en unos talleres que se encontraban en la parte de atrás del número 7 del paseo de Sagasta, a los que denominada como marca Iberia.

 El 4 de junio de 1927, el Heraldo de Aragón informaba de la construcción del automóvil de Lorenzo Gradé, con motor de seis cilindros. No tenía dinero para carrozar el coche, así que, cuando decidió llevarlo a Madrid para patentarlo, ató una silla de anea al chasis, se sentó encima y lo condujo él mismo desde Zaragoza hasta el Ministerio de Industria en Madrid. El prototipo se perdió durante la Guerra Civil. Nunca más se supo de él, y tampoco, al parecer, se culminó nunca el proceso de patente. Lorenzo acabó colocándose en unos talleres en Madrid.


Terminada la guerra civil española y en puertas de la II guerra mundial, Natalio Horcajo y Martín Gómez comienzan a fabricar en Zaragoza, en la empresa Sección de Ensayos Metalúrgicos que estaba situada en un inmueble del camino de Las Fuentes, un vehículo al que se le denomina como marca, Nacional " G", de la que saldrían dos modelos, el Spyder y el Sedán. De este último sólo se construirían dos unidades y su presentación tendría lugar en el Gran Hotel De Zaragoza.


Otro vehículo que se construye es el T.Z. Sider, en Talleres Zaragoza, una firma que consta como productora de automóviles desde 1956, sita en la calle San Juan de la Peña número 42, donde se fabricaron unas 15 o 20 unidades y todas ellas en color rojo.


Don Angelino Vizanzo, napolitano forjado en Zaragoza, fue el encargado de fabricar el modelo Mustang en los Talleres Nápoles, una industria creada en 1958 que en su día fue una de las más importantes a nivel nacional en el carrozado de camiones y autobuses. En un principio estuvieron en la calle Avila, después en la avenida de Madrid y su última ubicación fue en la carretera de Madrid km 315, de donde salieron la mayor cantidad de vehículos como el Mustang y el Nazar.


El Mustang fue un coche auténticamente español, sin ningún componente de fuera. Aunque su nombre recuerda otro que lanzó la Ford, no tiene nada que ver, la marca Mustang fue registrada en el año 1960, mucho antes que Ford lanzará su modelo con el mismo nombre. Sólo se terminaron 23 vehículos que fueron lanzados al mercado en España y algunos exportados a Argentina. Mas adelante, esta empresa sería vendida, en 1965, a la firma Barreiros.

La sociedad que constituyeron Alfredo Sartopina, Enrico Nardi, Miguel Matutes y Pelayo Martínez hace posible la construcción de la marca Nardi de la cual se realizarán, cuatro versiones con un total de 60 coches, todos ellos fabricados en la factoría de Zaragoza. Su presentación se realizó en Madrid en el año 1960 y tuvo un gran éxito  al no existir en España un mercado de vehículos con espíritu deportivo. Nardi española fue fundada en 1959 y cesó su actividad en 1966. La empresa estaba en el número 62 de la calle Fernando el Católico de Zaragoza. Su principal actividad era la importación y el suministro a los comercios del gremio del automóvil (volantes deportivos, etc.). Se dedicaron a hacer preparaciones y modificaciones en los motores de los Seat 600, que consistían en el aumento de cilindrada de estos vehículos, instalando carburadores de doble cuerpo, etc. También fabricaron de forma artesanal el Nardi 750, un coche construido sobre la plataforma del Seat 600 y mecánica Nardi con una carrocería tipo Coupé. Las casi 200.000 pesetas que había que pagar por él lo alejaban de los utilitarios. Hasta la llegada de los Alpine de FASA-Renault estuvo entronizado como único deportivo nacional del momento sin dejar por ello de ser un apetecible coche de lujo. Su fama traspasó fronteras, entre los poseedores de un Nardi 750 figuro el actor norteamericano William Holdem que se desplazó hasta Zaragoza para hacerse con uno e incluirlo en su colección particular.


Aprovechando el desarrollo económico de los años sesenta nace la empresa de fabricación y montaje Lerma Autobastidores Industriales, más conocida por las siglas L.A.I., Con sus talleres en la carretera de Logroño en el kilómetro 5,6 de donde salieron los camiones Karpetan tipo volquete y que más adelante fabricaría autobuses.

Un coche a que casi nadie conoce es el denominado Barrio que fue presentado en la Feria De Muestras de Zaragoza a finales de los años 60 y del que actualmente sólo se conserva un ejemplar. El automóvil fue bautizado en su presentación con el apodo de "coche de ciudad", ya que sería la línea de microauto que tanto predominio en los años 50. A pesar de sus pequeñas dimensiones alcanzaba la velocidad de 80 kilómetros hora y fue construido por la empresa zaragozana Manuel Barrio S.A.

A finales de los años sesenta se comienza a fabricar un Jeep en la empresa VIASA (Vehículos Industriales Agrícolas S.A.), un coche todoterreno que alcanzaría grandes ventas a nivel nacional y que incluso se llegaría a exportar a diferentes países, del cual se construirían distintos modelos: Comando, Caravan, Dúplex, Furgón de Reparto, Chasis con cabina, Campeador y Toledo. En 1986 se construye el modelo Pypper en la empresa Jacar de Zaragoza. En el año 1979, General Motors Corporation decide realizar nuevas inversiones en Europa con el propósito de aumentar su capacidad productiva y a la vez sacar al mercado un nuevo modelo de vehículo dentro de la gama de coches pequeños. El país elegido sería España y su factoría quedaría ubicada en el término municipal de Figueruelas, a 30 kilómetros de Zaragoza. La planta se inaugura oficialmente en noviembre de 1980 con la asistencia del rey Don Juan Carlos I. Fue el opel Corsa el primer vehículo que fabricó en Zaragoza con motores de 1.000 y 1.200 cc. Y con más de 3.000.000 de unidades vendidas. Posteriormente en 1986 se produciría el Opel Kadett que en 1991 dejaría de fabricarse en favor del Opel Astra.