jueves, 16 de junio de 2016

Camión Renault serie K


Los camiones serie K de Renault se destinan al trabajo en construcción y obras públicas y tienen una gran capacidad para moverse por terrenos accidentados.


La norma Euro, que persigue la reducción de las emisiones de gases de escape, ha evolucionado constantemente durante 20 años. Para responder a las normas Euro 4 (2006) y Euro 5 (2009), que hacen especial hincapié en la reducción drástica de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx), la mayoría de los fabricantes, incluido Renault Trucks, han optado por la tecnología SCR (Selective Catalytic Reduction). Esta solución consiste en un sistema de pulverización de AdBlue® en la corriente de gases de escape que transcurre por el convertidor catalítico, con el fin de transformar los óxidos de nitrógeno en nitrógeno (N2) y agua (H2O).

A continuación se pude ver su motor motor y el tubo de escape con el filtro de partículas y el catalizador para eliminar los óxidos de nitrógeno.


A continuación se puede ver la caja de cambios automatizada Optidriver. Se trata de un sistema que selecciona la marcha adecuada según la velocidad y el modo de conducción, para garantizarle la mejor maniobrabilidad y la máxima comodidad en cada momento.


Chasis, cabina, cadena cinemática: todo ha sido pensado para permitirle trabajar y moverse en las situaciones más extremas con la mayor eficacia. Concebidos para superar obstáculos, los vehículos de la gama K garantizan una tracción excepcional en todo tipo de terrenos. La precisión de la dirección y los reducidos radios de giro ofrecen una excelente maniobrabilidad.


Modelos 8X6, 6X6 O 4X4 para mejorar la capacidad motriz del vehículo


Frenos de disco también disponibles para los vehículos 6x4 y 8x4.


Frenos de tambor para las aplicaciones más exigentes.


Suspensiones semielípticas o parabólicas. Parabólica de 3 hojas de 26 t, semielíptica de 11 hojas de 32 t, XTrem parabólica de 4 hojas de 32 t.


Eje motriz tándem de reducción doble para mejorar la tracción en terrenos difíciles.


El Renault Trucks K ofrece a sus conductores una vida a bordo excepcionalmente confortable, gracias al aumento del volumen de la cabina, a la calefacción autónoma disponible en todas
las cabinas, a un gran número de prácticos compartimentos portaobjetos, a los acabados
y a una estética interior muy cuidada.