lunes, 6 de junio de 2016

Incendio en el almacén de ruedas viejas de Seseña


Todo empezó sobre la una de la madrugada del pasado 12 de mayo. Varias llamadas al servicio de emergencias alertaban de que había un incendio en Seseña, el mayor vertedero de neumáticos usados de España. El depósito de llantas, parte en la provincia de Toledo, parte (30%) en la Comunidad de Madrid, ardía. El incendio, que se originó en el término de Valdemoro (Madrid), según la Guardia Civil. Este cementerio de caucho es ilegal desde septiembre de 2015 y está situado entre Valdemoro y Seseña.


Ante la magnitud de las llamas y el humo generado, el Gobierno de Castilla-La Mancha activó el nivel 2 de alerta a lo largo de la mañana del viernes 13. La Comunidad de Madrid también lo ha activado (nivel 1) y ha cortado durante horas varios kilómetros de la carretera R-4 (fue reabierta al tráfico a las seis y media de la tarde). Además, El Quiñón de Seseña, la conocida urbanización levantada por el constructor Francisco Hernando, El Pocero, a solo unos cientos de metros del cementerio de neumáticos, al otro lado de la R-4, está siendo desalojada por decisión del Gobierno castellano manchego ante el riesgo de que la nube de humo afecte a la población; en la urbanización viven cerca de 9.000 personas, pero buena parte de ellas ya había ido abandonado la zona por propia voluntad a lo largo del día, por lo que solo quedarían en sus viviendas unas 1.000 personas.


La Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Seseña han movilizado a la Guardia Civil y la Policía Local, así como voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja para llevar a cabo el desalojo. Además, cinco ambulancias evacuarán a las personas enfermas y una UVI móvil permanecerá en el lugar. Los vecinos desplazados dispondrán de 850 plazas de alojamiento repartidas en un polideportivo y dos colegios del casco urbano de Seseña y en dos colegios de la localidad de Esquivias. Pasadas las 18.30, una vez estuvieron listos 22 autobuses para sacar de allí a todos los que no dispusieran de vehículo, comenzó la evacuación, con agentes pasando bloque por bloque y casa por casa para avisar a los vecinos. Este sábado por la mañana, el Gobierno castellano-manchego esperaba que la cincuentena de personas que finalmente han pasado la noche en el polideportivo podrán volver a sus casas este sábado.

Hoy lunes 6 de junio se retomarán "con toda normalidad" las clases en el Colegio de Educación infantil y Primaria de El Quiñón de Seseña, según han confirmado fuentes del Ejecutivo regional, que añaden que el Ayuntamiento de la localidad ha llevado a cabo acciones de limpieza en el interior y en el exterior del colegio. El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, ya anunció el pasado miércoles que el colegio retomaría las clases. Una decisión con la que todos los centros educativos de la localidad recuperan su actividad lectiva ordinaria. Esta decisión es la consecuencia derivada de las conversaciones mantenidas con los técnicos de la Comunidad de Madrid. Además, se ha contado también con la opinión autorizada de los técnicos de Castilla-La Mancha. El colegio de la urbanización, que es la más cercana al incendio del cementerio de neumáticos, había cerrado el pasado mes de mayo como medida preventiva ante las previsiones meteorológicas y los informes técnicos.