miércoles, 24 de mayo de 2017

Flushing Meadows


A principios del siglo XX, el constructor Michael Degnon, artífice del puente de Williamsburg, se propuso edificar un gran puerto industrial en la bahía de Flushing (Nueva York, EE UU). Para ello comenzó a rellenar los terrenos (en su mayoría marismas) de la obra con cenizas de carbón y basura proveniente del distrito de Brooklyn. Durante más de 30 años, en las praderas de Flushing se llegaron a acumular unos 38 millones de metros cúbicos de desechos. Una montaña de ceniza de 27 metros de altura se llegó a bautizar como el Monte Corona.


No hay comentarios: