jueves, 8 de febrero de 2018

Huelga en la casa Cros de Badalona


Del periódico "La Vanguardia" del miércoles 28 de agosto de 1918 se han sacado estas notas

EN BADALONA
Sucesos sangrientos
Obreros de Castellón

En vista de la huelga que sostienen los operarios de la casa Cros, de Badalona, parece ser que los patronos contrataron a varios obreros de la provincia de Castellón para que vinieran a reemplazara a los huelguistas. Teniendo estos noticia de lo que se trataba, intentaron impedir que los substitutos llegaran a Badalona, situándose en el puente de los Ángeles, y al pasar el tranvía donde iban los de Castellón, lo detuvieron e invitaron a sus ocupantes a descender, y a regresar a Barcelona, explicándoles los motivos que para ello tenían.

Los substitutos lo hicieron así, y según parece se presentaron en la casa Cros, para reclamar el importe del viaje de regreso a Castellón.

Detenidos - La benemérita

Los ánimos de los obreros huelguistas se hallaban muy excitados y acentuaron su presión sobre los que no querían secundar la huelga. Por esta causa se trasladó a Badalona el agente de vigilancia señor Bussot, juntamente con otros compañeros, y practicaron un registro en el local de la Federación Obrera, deteniendo al conserje y a dos socios como consecuencia del registro. También se ordenó la clausura del local. Los detenidos se llaman José Poblet, conserje, y Salvador Ruiz Pérez y Emilio Belmonte Fernández, del comité de huelga, acusados de haber ejercido coacciones, siendo conducidos a esta capital.

Al ser detenidos los demás huelguistas les siguieron en manifestación hasta la estación del ferrocarril, donde la fuerza pública se vio obligada a dar una carga, dispersándolos.

Más tarde, una numerosa comisión de huelguistas se presentó en la plaza del Duque de la Victoria, destacándose tres individuos para conferenciar con el alcalde.

Ante el ayuntamiento
El alcalde

El Ayuntamiento celebraba sesión, y el alcalde, señor Martí, la abandonó para conferenciar con los obreros. Estos le pidieron que se interesara cerca del Gobernador en pro de la libertad de los detenidos, prometiendo el alcalde que haría cuanto fuera posible en este sentido. Esta noticia la comunicaron los comisionados a sus compañeros desde el balcón de la Casa Consistorial, confirmándola también desde dicho sitio el alcalde.

De un grupo surgieron voces de desconfianza, promoviéndose entonces un ligero tumulto.

Tiros - Muertos y heridos

De pronto sonó un disparo de arma de fuego que salió del grupo, y la guardia civil, que se hallaba dentro de la comandancia, hizo varias descargas, de las cuales la primera fue al aire.

La multitud huyó en todas direcciones, quedando despejadas en pocos momentos. En la plaza quedaron tendidos siete manifestantes, dos de ellos muertos y los demás heridos.

Acudió inmediatamente una sección de la guardia civil montada y, al poco rato se presentaron en la plaza de la Villa los individuos de la ambulancia de la Cruz Roja, para prestar auxilio á las víctimas de los sucesos, que fueron trasladadas al dispensario de la Casa Consistorial, donde los heridos fueron asistidos con gran celo por los médicos don Baldomero Solá, don Juan Rubiés, don Juan Domingo, don Arturo Botey don Francisco Soler Escalas, don José Agustí, don Gustavo Moragas, don Fernando Escofet, don Víctor Bonet y los auxiliares señores Escofet (hijo), Escalas (hijo), y el ordenanza Jerónimo Santigosa.

Las víctimas

Los dos sujetos que resultaron muertos en la plaza de la Constitución se llaman Francisco Grau (a) Trompet, domiciliado en la calle de Güell y Ferrer, núm 11, y otro del que se sabe que se llama José, conocido por Josepet, habitante en la calle del Marqués de Montroig, núm. 201. Los dos presentaban heridas de bala en el pecho. Los cadáveres de ambos fueron conducidos al cementerio.

Los heridos son Emilio Segarra, domiciliado en la calle de la Conquista, núm. 44. Tan gravísimo era su estado que falleció ayer en esta capital, á donde fue trasladado por tener que practicársele una delicada operación.

Era obrero de la  fábrica de productos colorantes de G. Collardin. No había tomado parte alguna en la manifestación y se hallaba con otros amigos tornado café en el bar conocido por Can Gachó, situado frente al Ayuntamiento. Al oír las descargas de la guardia civil, se levantó con sus compañeros y se dirigía al interior del local para ponerse a salvo, cuando se sintió herido cayendo al suelo.

También resultaron heridos Pío Bel, habitante en la calle de Wifredo, núm 223, quien presenta heridas gravísimas en el pecho; Manuel Licer, que vive en la calle del Cortijo, numero 4, sufre heridas de pronóstico reservado; Francisco Forcadell, que habita en la calle de Roger de Flor, número 137, sufre heridas gravísimas en distintas partes del cuerpo; Andrés Navarro, domiciliado en la plaza de la Fuente, núm. 11, sufrió varias heridas de pronostico reservado en el pecho, brazos y pierna derecha.

Hubo otros heridos entre ellos, según se dice, una mujer, pero no se conocen sus nombres por no haber sido asistidos en el dispensario.

El juzgado de Badalona

El Juez municipal de Badalona, don Miguel Gill Silvestre y el funcionario del juzgado don Edesio Argenté, se personaron en el lugar de los sucesos, instruyendo las primeras diligencias judiciales.

Paro general. - Los tranvías

Numerosas comisiones de obreros empezaron á circular por Badalona invitando a los obreros de las fábricas y talleres a que abandonaran el trabajo en señal de protesta por los sucesos anteriores.

A media mañana el paro era general en toda Badalona y su radio, abandonando el trabajo, además de los obreros de fabricas y talleres, los albañiles y carreteros.

El paro fue secundado también por los tranviarios, en lo que respecta al término municipal de Badalona, pues a requerimientos de los huelguistas, los tranvías tuvieron que volver desde el límite de la vecina ciudad, quedando después reducido el  servicio hasta San Adrián del Besós. También fue suspendido el servicio de Badalona a Mongat.

Durante el resto del día la tranquilidad fue completa, circulando por las calles contadísimas personas. Los comercios se hallaban cerrados en su mayoría.

Los detenidos

Los detenidos de la Federación Obrera se hallan a disposición del juzgado instructor del distrito de la Concepción, de esta capital, a cuya jurisdicción corresponde la ciudad de Badalona.

Dicho juzgado se constituyó ayer al mediodía en las oficinas del juzgado municipal de Badalona, sitas en el piso segundo de la Casa Consistorial.

El juez municipal señor Gill Silvestre, hizo entrega de las diligencias al juzgado de instrucción, que se encarga de continuarlas.

Los detenidos José Poblet, conserje de la Federación; Emilio Belmonte y Salvador Luis Pérez, han ingresado en los calabozos del juzgado. Pérez ha dicho que no vive en Badalona y que últimamente había trabajado en la Maquinista Terrestre y Marítima.

El gobernador

El gobernador civil señor González Rothwos celebró frecuentes conferencias con el alcalde de Badalona, señor Martí Cabot y con el ministro de la Gobernación.

El gobernador al recibir a los periodistas, dijo lo siguiente:

Es inexacto que haya dimitido el Ayuntamiento de Badalona, por los sucesos desarrollados anoche en aquella población.

En la puerta de aquellas Casas Consistoriales había cuatro guardias civiles que se vieron en la necesidad de hacer fuego al ser agredidos por unos manifestantes que, según parece, se hallaban en último término del grupo, casi a la entrada de la calle del Mar.

La fuerza, añadió el gobernador, fue atacada y en cumplimiento de su deber apeló a las armas para defenderse.

La protesta se organizó por unas detenciones efectuadas por la policía el día anterior. Llegaron días atrás a Badalona 20 obreros de Villarreal con el propósito de admitir trabajo en la fábrica de productos químicos de los señores Cros, cuyo personal, como es sabido, se halla en huelga desde hace varias semanas.

Los 20 obreros de referencia, siguió diciendo el gobernador, fueron detenidos por un grupo de huelguistas y llevados al domicilio social, donde quedaron encerrados. Para impedir la salida de los detenidos se situaron, montando guardia en la puerta de la sociedad, tres huelguistas y el conserje de la misma. Algún tiempo después acudieron varios agentes de policía que procedieron a la detención de los tres huelguistas y del conserje antes aludidos.

Al ser traídos estos detenidos á Barcelona para ser puestos á disposición del Juzgado de la Concepción, uno de ellos logró escaparse. Por estas detenciones se levantó en protesta la clase obrera de Badalona, cuya actitud dio lugar á los lamentables sucesos de anoche.

Estos son de lamentar, máxime habiendo algunos muertos y heridos, pero debe tenerse en cuenta que en ninguna ocasión puede el principio de autoridad quedar indefenso. Diariamente recibo la visita de comisiones que acuden a exponerme su protesta por los atentados de carácter social que se vienen sucediendo. Hoy, sin ir más lejos, ha estado aquí un grupo de patronos del ramo de construcción, al objeto de pedirme las debidas precauciones para garantir la libertad del trabajo. Se toman estas y cuando las fuerzas, en uso de su legítimo derecho, proceden con la energía que las circunstancias demandan, cierta parte de la opinión se extravía, desatando en censuras contra el proceder de las autoridades.

El paro en Badalona— terminó diciendo él gobernador— es general, pues, que yo sepa, no se trabaja más que en una fábrica. Para hacer información sobre el terreno salió para Badalona un capitán del ejército en representación del capitán general y en la de la autoridad judicial el Juzgado del distrito de la Concepción. En conferencia que he tenido con el general Menacho hemos acordado que las tropas permanezcan acuarteladas hasta que la tranquilidad haya quedado restablecida totalmente.

Por la noche, el señor González Rothwos se limitó a decir que en Badalona reinaba absoluta tranquilidad y que los tranvías llegaban a ala entrada de la población, continuando las precauciones adoptadas.

La Fiscalía de la Audiencia

El fiscal accidental de la Audiencia, don Andrés Galindo, conferenció extensamente acerca de los sucesos de Badalona con el presidente accidental, don Guillermo Raigón, acordando la designación del abogado fiscal de la sección tercera, don Crisanto Posada, para que intervenga en las diligencias judiciales en representación del ministerio fiscal.

Tranquilidad

A última hora nos comunica nuestro corresponsal en Badalona que la tranquilidad sigue siendo completa en aquella ciudad, aunque es casi general el paro.

Notas sueltas

El teniente de la guardia civil señor Rodríguez ha conferenciado con el juez instructor para pedirle que se inhiba, por haber sido nombrado un juez militar.

El juez se negó a ello y parece que se planteará la cuestión de competencia.

Se ha practicado la autopsia de dos de los cadáveres.

Han sido puestos en libertad los tres obreros detenidos.

Del periódico ABC del 31 de agosto de 1918 se pueden sacar estos datos:

LOS SUCESOS DE BADALONA

Barcelona 30, 3 tarde. En Badalona continúa hoy el paro general en todos los oficios, fábricas y talleres. La Guardia Civil sigue patrullando, no habiéndose registrado ningún incidente.

El mercado se cerró a las diez, como los días anteriores.

Los obreros panaderos asociados de aquella población se han unido al movimiento, no trabajando.

La ciudad presenta un aspecto muy triste. Todas las puertas están medio cerradas y los vecinos comentan los hechos. Los comentarios son grandes, temiéndose se agrave el conflicto. Protestan de las agresiones de que fueron objeto los oficiales de Guardia civil la noche del miércoles, confirmándose el rumor de que los agresores eran ajenos a la ciudad.

La Federación local de Sociedades obreras había publicado un manifiesto aconsejando reanudar el trabajo en todas partes, a excepción de la casa Cros; pero después de los sucesos de la noche del miércoles, parece que ha desistido.

Hoy ha continuado el alcalde las gestiones para que cese la anormalidad. Ha celebrado reuniones y entrevistas con elementos obreros y personalidades de la población. Los obreros persisten en exigir, para reanudar el trabajo, la salida de Badalona del sargento y los cuatro guardias civiles que intervinieron en los sucesos del lunes. Como esto es difícil de momento, de ahí que se tema se prolongue el conflicto.

A las diez de esta mañana se ha trasladado nuevamente a Badalona el juez del distrito de la Concepción. Ha tomado declaración a buen número de testigos presenciales de los Sucesos del lunes. También ha tomado declaración a algunos de los que presenciaron la agresión de que fueron objeto el capitán y los dos tenientes de la Guardia civil la noche del miércoles. En virtud de las mismas, ha dictado auto, inhibiéndose en la prosecución del sumario.

El mitin proyectado por la Federación de Juventudes radicales de Barcelona no se ha celebrado. Las autoridades habían adoptado grandes precauciones, siendo con tal motivo escasa la concurrencia. El gobernador ha autorizado la celebración de otros mítines con igual objeto, advirtiendo a sus organizadores que no está dispuesto a consentir que se dirijan ofensas a ningún Instituto armado, y así  ha dado órdenes severas a sus delegados.

Hoy se han adoptado en Barcelona las mismas precauciones que en los días anteriores. Nada de particular ha ocurrido, retirándose las fuerzas a las diez de la mañana.

Han llegado los Sres. Lerroux y Marcelino Domingo.

Dentro de la gravedad, se ha iniciado una ligera mejoría en el estado del guardia de Seguridad que fue agredido por el golfo al ir aquél a detenerlo en una calle de la barriada de Santa Madrona el miércoles por la noche.

En Barcelona continúan en huelga los aserradores mecánicos, constructores de carros y herradores, sopleteros de fundiciones de hierro, raspadores y pintores de buques. Además están en huelga parcial los albañiles y peones de la casa Miró Trepat, los obreros de la fábrica de pianos de Casaigne, los albañiles de la fábrica de Pareto, los canteros de Montjuich  y los lampareros y hojalateros de un taller.

Como consecuencia de la anunciada huelga de panaderos, que debía empezar mañana, el gobernador ha conferenciado con los patronos, dándoles instrucciones para que mientras dure la anormalidad se suspenda el reparto de pan a domicilio. También ha conferenciado con el alcalde y el capitán general para tratar de ver los medios de contrarrestar los efectos de la anunciada huelga, a fin de que no carezca de pan el vecindario. Si así no ocurriera, el capitán general ha ofrecido soldados para la panificación.

Las Sociedades Cooperativas han aceptado las bases de mejoras del trabajo y aumento de jornal presentadas por los obreros panaderos, pero condicionalmente. En el caso de que los patronos no las aceptaran, volverán a la manera de trabajar de antes.

Se han declarado en huelga los obreros pintores, empleados en el dique flotante del puerto.

Los patronos del ramo de construcción se han reunido, cambiando impresiones para formar la Federación única del ramo.

Barcelona 31, 1 madrugada. Comunican desde Badalona que la tranquilidad es allí absoluta y que ha sido reanudado el trabajo por algunos gremios.

Las fuerzas de la Benemérita han cesado en su servicio de patrulla.

El alcalde ha gestionado, y obtenido, del gobernador que se retiren las fuerzas llegadas con ocasión de los sucesos.

Ha circulado un manifiesto, suscrito por la Federación de Sociedades obreras, ordenando que mañana se reanuden los trabajos, pues confía en que el Ayuntamiento obtendrá las satisfacciones debidas, con
lo que debe cesar el movimiento de protesta.

Los comercios abrieron sus puertas y realizaron sus operaciones hasta la hora habitual.

LA SITUACIÓN EN BARCELONA 

Barcelona 30, 2 tarde. Los sucesos de Badalona han venido a agriar la cuestión social en esta ciudad. Los periódicos obreristas y los avanzados, lo mismo que las entidades, obreras, sindicalistas y políticas de la izquierda extienden su campaña. contra las autoridades y los responsables de los sucesos.

Circula él rumor de que el lunes se declarará la huelga general en Barcelona.

Nuestros informes no confirman el rumor, y para ello nos apoyamos en lo siguiente:

La Confederación regional del trabajo ha dirigido un manifiesto a todos los patronos y ciudadanos. y en él, después de consignar todas las persecuciones de que dice es objeto el proletariado, declara que,
si bien son revolucionarios, se atienen en su propaganda, por ahora, a las leyes del Estado, y no piensan en la huelga general.

Declara el manifiesto que hace meses que no han pensado en paralizar totalmente el trabajo, y que, a pesar de las provocaciones del Gobierno, no llegarán a este terreno. Afirma que son ajenos a todos los rumores de huelga general, pues no quieren llegar a la perturbación de la vida ciudadana. Termina diciendo que esto no significa que renuncien a ella, pues si precisara declararla mañana, mañana mismo harían la declaración; pero si esto ocurriera en plazo próximo, sería contra su voluntad y por culpa de las autoridades.

En el seno del partido de la extrema izquierda también hay ambiente favorable a algaradas.

La suscripción abierta en favor de las víctimas es ya bastante crecida.

Del periódico ABC del 30 de agosto de 1918 se pueden sacar algunos datos.

Del periódico ABC del 29 de agosto de 1918 se pueden sacar algunos datos.

Del periódico ABC del 1 de septiembre de 1918 se pueden sacar algunos datos.

Del periódico ABC del 1 de septiembre de 1918 se pueden sacar algunas imágenes.


Interior de la Fabrica Cros.






No hay comentarios: