lunes, 25 de julio de 2016

Robot Root


Una de las principales dificultades a la hora de enseñar programación a los más jóvenes es ayudarles a enfrentarse a los conceptos más áridos de la materia como pueden ser las bases de datos o el uso de operaciones lógicas. Para sortear este obstáculo, un grupo de ingenieros del Wiss Institute, un centro de investigación perteneciente a la Universidad de Harvard (EE UU), ha optado por una solución que puede resultar atractiva para niños de todas las edades: un robot.


Para ello han creado Root, un robot destinado a conectar con los estudiantes desde una edad muy temprana y a acompañarles durante su desarrollo educativo, enseñándoles a programar con un nivel de complejidad creciente y adaptada a las habilidades de cada estudiante. “Root es un robot muy interesante, puede moverse por la pizarra y dibujar, pero lo que lo hace poderoso son todas las formas en las que se puede programar. Los niños entienden cómo funcionan las consecuencias: ‘Si hago esto entonces pasa esto otro’. Ahora los niños pueden programar las consecuencias para su robot”, explica Radhika Nagpal, profesora en el Wiss Institute y miembro del equipo que ha desarrollado a Root.