domingo, 16 de enero de 2022

¿QUÉ ES EL CATALANISMO?

España, Madrid, n.º 74, 22 de junio de 1916

¿QUÉ ES EL CATALANISMO?

Este número va dedicado al catalanismo. Ya en otras ocasiones hemos destinado parte de nuestras páginas a un tema único; hoy ampliamos esta costumbre y las consagramos todas a la cuestión de Cataluña. Con ello no hacemos sino traer al periódico una táctica practicada por todos los grandes creadores del arte de la guerra: la concentración de fuerzas en un punto. La fortaleza que todo español íntimamente liberal está interesado en asaltar y destruir es la inercia y la inepcia del Estado centralista que padecemos. El catalanismo se nos brinda a todos los españoles de buena voluntad como una catapulta. No usarla equivale a hacerse cómplice de la política fosilizada que nos rige. 

Pero unos dicen que en el fondo el catalanismo sólo es un bajo chalaneo económico; otros, que un movimiento separatista; otros, que el maurismo traducido al catalán; otros, que el conjunto de ambiciones que mueven a un minúsculo grupo de políticos y escritores despechados; otros, que no tiene realidad alguna en Cataluña ni por la lengua, ni por las costumbres ni por el espíritu político de ese grupo étnico. 

viernes, 14 de enero de 2022

La Guerra civil en la montaña leonesa

Septiembre de 1936 en el alto Bernesga

El Boletín de Guerra del Frente Popular de León se editó en Busdongo, al menos, durante el mes de septiembre de 1936. El artículo El Boletín de Guerra del Frente Popular de León, en 1936 nos muestra como era la vida en este pequeño reducto republicano en los primeros meses de la guerra, a través de las páginas de este boletín.

El Boletín de Guerra del Frente Popular de León, en 1936Pedro Víctor Fernández Fernández, Tierras de León: Revista de la Diputación Provincial, ISSN 0495-5773, Vol. 30, Nº 77-78, 1989-1990, págs. 153-174

"Excepto una estrecha franja de terreno limítrofe con tierras asturianas, la provincia de León quedaba, tras el 18 de julio de 1936 y días posteriores, bajo el dominio y designios de la sublevación militar, que a la larga se convertiría en el nacimiento e institucionalización del franquismo. La franja norte permanecía, tras estallar el conflicto bélico, fiel a la República; mejor dicho, al Frente Popular que había dado el mando a las opciones políticas de izquierda. Así se consolidaba la línea de separación que une los puntos de Riaño, Lillo, Boñar, La Vecilla, Matallana, La Robla, La Magdalena (1). 

Se dan caracteres especiales en esta zona norte por padecer la actividad militar, bombardeos, destrucciones y otras calamidades que se presentan durante los meses que permanecen los combates, compaginando el desarrollo de la vida cotidiana con la presencia de la lucha cada vez más asfixiantemente cercana. Llegan aquí la mayoría de los huidos del resto de la provincia, produciéndose una representación de las principales tendencias políticas y sindicales frentepopulistas, que han de superar roces y caos para ofrecer —casi por supervivencia— una resistencia a los sublevados que presionan sobre el frente norte.

Es fácil, en este contexto, entender la necesidad de estar informado e informar, de dar competencias a un comité, de mantener la moral miliciana alta, de poner coherencia a una vida cotidiana que por momentos se presenta con una crudeza sin par, de transmitir continuamente ideología para los militantes y entusiasmo para la población civil. Indudablemente un frente de guerra necesitaba más, pero la demanda de mínimos coherentes para hacer de un grupo inarticulado y una retaguardia variopinta un ejército de lucha, tenían que estar asegurados. El Boletín de Guerra del Frente Popular de León venía a cubrir el vacío de una publicación o medio de comunicación que contuviera disposiciones oficiales —necesarias siempre—, aspectos político-sindicales de los principales grupos que engrosan la milicia, artículos moralizantes y una gaceta de pequeñas noticias de la zona y del exterior. 

miércoles, 12 de enero de 2022

AGRUPACIÓN DE PUERTOS

Boletín del Norte : órgano del Buró del Norte de España, Viernes 15 de octubre de 1937

"AGRUPACIÓN DE PUERTOS

El combate más fuerte de ayer se produjo al suroeste de Busdongo.

Los pajarracos extranjeros, en número de veinticinco, bombardearon intensamente la cota 1783 denominada Peña Lasa. Toneladas de explosivos en sucesivas incursiones arrojaron los pilotos teutones al servicio de los cabecillas sublevados. Un cañoneo ininterrumpido de piezas de grueso calibre hicieron llover obuses en la cima del monte. Las características topográficas de Peña Lasa, desnuda y rocosa, dificultaban enormemente su defensa, puesto que el estallido de las granadas enemigas desmenuzaban los peñascales convirtiendo en verdadera metralla pétrea.

No se amilanaron los defensores de la posición amiga. Estoicamente soportaron cuanta metralla quisieron enviarles los enemigos. Ninguno retrocedió. Esperaron ansiosos y enérgicos la segura avalancha de las fuerzas fascistas que no se hizo aguardar. Moros en su inmensa mayoría. En cantidad notoriamente superior a los nuestros, fiados en su número y la fenomenal preparación que les precediera, los "mojamés" que guerrean por el reinado de Cristo Rey, embistieron seguros de lograr una fácil victoria.

Verdaderamente magnífica fue la resistencia opuesta. Allí se lucho con un denuedo y una valentía pocas veces igualada.

La Brigada montañesa que guarnecía Peña Lasa se cubrió de gloria. Tras ataques porfiadísimos, llegando en todos a la lucha cuerpo a cuerpo; empleándose los cuchillos, los fusiles a guisa de maza, hasta las piedras como rompecabezas. Lucha de titanes antifascistas. ¿Cuantos hombres perdió el enemigo? ¡Quien lo sabe! Peña Lasa quedó en sus manos, pero su defensa constituirá una de las páginas más brillantes de la epopeya asturiana."


La fotografía es de la artillería nacional en el sector de San Pedro de Luna el día 9 de septiembre de 1937.

lunes, 10 de enero de 2022

Sucesos en la MIR

En 1997, Michael Foale era un astronauta británico de la Agencia Espacial de Estados Unidos, NASA, que había entrenado durante más de un año en Rusia para una misión a bordo de la estación espacial Mir junto a dos cosmonautas rusos. Nada, sin embargo, lo había preparado para la crisis que experimentó el 25 de junio de ese año, cuando una nave de carga no tripulada chocó contra la estación. Foale y sus colegas rusos, el comandante Vasili Tsibliyev y el ingeniero de vuelo Aleksandr (Sasha) Lazutkin, tenían minutos para salvar sus vidas. La calma, improvisación y un poco de fortuna evitaron el desastre.

domingo, 9 de enero de 2022

El Federal salmantino : ¡Viva la República Democrática Federal!

Se trata de un periódico publicado en Salamanca en la Imprenta Provincial, a cargo de Juan Sotillo, entre julio de 1872 y julio de 1873.

domingo, 26 de diciembre de 2021

La erupción volcánica de Garachico

Al anochecer del 4 al 5 de mayo de 1706, comenzaron a sentirse en Tenerife terremotos tan fuertes que “veíanse sepulcros con efectos de querer arrojar los cuerpos muertos, oíanse las campanas que con sentidos golpes parecía que tocaban a agonía”, según narró fray Domingo Josef Cassares. Los temblores precedieron a una erupción que, sin ser de las más grandes del archipiélago en volumen de lava o duración, fue la de mayor huella humana y económica de su historia. “Tuvo un impacto terrible, una repercusión a largo plazo enorme, mucho mayor que ninguna otra en la historia de Canarias”, resume Carmen Romero, geógrafa experta en vulcanismo histórico canario. Hoy, al pasear por la avenida marítima de Garachico, podemos sentarnos a tomar una caña sobre esa colada ya firme a observar cómo los turistas se hacen selfis y saltan al agua en las piscinas naturales que creó la lava.