viernes, 18 de noviembre de 2016

Esclusas en el Canal du Midi

Hace unos días hice un bonito viaje hasta Carcassonne y pude pasear al borde del Canal du Midi y coger uno de los últimos barcos que lo recorren esta temporada, que se acabó en octubre.


Estas son las esclusas y el embarcadero de Carcassonne.












A continuación se puede ver una secuencia de imágenes que muestra el paso de la esclusa, en dirección de aguas abajo, de dos barcas de turismo.














Este es el mando a distancia con el que el esclusero controla toda la operación.








Comunicar el Mediterráneo con el Atlántico, Sete con Burdeos, era un viejo sueño de los gobernantes franceses. Una forma de evitar el complicado paso del estrecho de Gibraltar, y de ahorrarse cientos de kilómetros de navegación a mar abierto.


Entre 1666 y 1681 se completo la mitad de este proyecto con la construcción del Canal du Midi, una vía navegable que unía la laguna de Thau con Toulouse. Las obras fueron encargadas a Pierre-Paul Riquet, quien no sin muchas dificultades consiguió sacar el proyecto adelante. Hicieron falta 63 esclusas, 126 puentes, 7 acueductos y 6 presas, pero lo que mas dificultades creo fue el abastecimiento de agua; para ello se excavo el lago de Saint-Ferreol, que se abastecía de los ríos Laudot y Sor, y que con una capacidad de 6,5 millones de m3 garantizaba el suministro de agua aun en las peores épocas de sequía. El Canal du Midi esta considerado la obra civil mas importante del siglo XVII, y en 1966 fue declarado patrimonio de la humanidad.


El Canal du Midi se uso para transportar mercancías y pasajeros hasta Toulouse durante los siglos XVII y XVIII, pero no fue hasta el s.XIX que se completo el "Canal de los dos Mares" con la construcción del tramo entre Toulouse y Burdeos conocido como el Canal Lateral del Garona. Para entonces, la pujanza del ferrocarril ponía ya en entredicho la utilidad de los canales navegables como vía para el transporte de mercancías, y las obras a punto estuvieron de abandonarse.

Se puede pasear a lo largo del canal, aprovechando el camino de sirga utilizado, en otro tiempo, para arrastrar las embarcaciones mediante caballerías.

Esta indicación de altura sobre el nivel del mar se encuentra en una de las las del puente de l'Allée d'Iéna sobre el canal.


Los refuerzos de hierro protegían la piedra del desgaste de las cuerdas utilizadas para arrastrar las embarcaciones con animales de tiro. Están desgastados en muchos puntos.



El puente se ve allá al fondo.




En el Epanchoir de Foucaud está el límite del tramo nuevo del canal construido en 1810, para acceder directamente a Carcassonne. En este punto se une al tramo antiguo que lleva a Toulouse, que se abrió oficialmente a la navegación el 15 de mayo de 1.682