sábado, 22 de febrero de 2014

Disección de una batería de ion litio


Esta es la batería del móvil que nunca debió ir a la lavadora. Se trata de una batería ion litio y ahora vamos a ver como es por dentro.




Una batería de ion litio es una batería recargable en la que los iones de litio se mueven desde el electrodo negativo al electrodo positivo durante la descarga y a la inversa durante la carga.



Para proceder a desmontarla le retiramos primeramente la lámina de aluminio serigrafiada con las características de la misma. Esta lámina esta pegada con un adhesivo al recipiente metálico interior.



Una vez retirada la envuelta exterior se acede a un pequeño marco de plástico negro que soporta la placa electrónica y envuelve el recipiente de aluminio de la batería.



En un lateral, unida a los dos terminales de la batería se encuentra una pequeña placa de circuito impreso que alberga los componentes del circuito de protección de la batería.



Sobre esta placa también se encuentran los cuatro contactos del conector de la batería.



Uno de los dos terminales de la batería atraviesa la carcasa estanca a través de una pieza especial que permite mantener la estanqueidad.



Si retiramos la pletina del terminal podemos ver que está soldado sobre este borne.



Si miramos más de cerca la carcasa metálica podemos ver como la tapa esta soldada con un fino cordón de soldadura. En este lado también hay un pequeño tapón soldado, pudiera ser para llenar el recipiente con el electrolito.



En la anterior fotografía podemos apreciar el principio y final del cordón de soldadura que fija la tapa.



Con unos alicates he arrancado la tapa, al hacerlo he podido apreciar tres cosas, la primera un olor penetrante a líquido orgánico, la segunda un aumento considerable de la temperatura de la carcasa metálica y la tercera una ligera aparición de vapor en la salida que me ha hecho tirarla al suelo. Afortunadamente no salió más vapor ni se calentó en exceso.



Al retirar la tapa he tenido que estirar fuerte para hacer salir el electrodo que se introducía entre las láminas del interior.



Este electrodo va unido a la lámina metálica de cobre.



Con los alicates he seguido retirando la capa lateral del recipiente estanco de aluminio, para sacar con más facilidad el rollo de láminas dobladas que forman la batería.



Como vemos, tiene el aspecto de una compresa en su envoltura plástica.



Si presionamos con los dedos podemos deformar este paquete de hojas dobladas.



El paquete lo forman cuatro capas, dos metálicas y dos plásticas (Los separadores). Una de estas láminas de separación debe ser permeable para los iones de litio.



Ahora vamos a proceder a desenvolver el paquete.



La lámina de aluminio también tiene su pletina de conexión, para el borne positivo.



Aquí vemos los extremos de la lámina de cobre y la de aluminio.



Desenrrolladas, su longitud no llega al medio metro.



Sobre la lámina de cobre se puede ver la capa de grafito en donde se alojan los iones de litio cuando la batería esta cargada. Se puede ver como en la zona inferior hay unas iridiscencias cuyo origen desconozco.



La capa de grafito no es continua para permitir un mejor doblado.



Sobre la lámina de aluminio se encuentra la capa de óxidos de litio cobalto y manganeso.

Este es el esquema de una batería de este tipo, aunque no del mismo modelo.



Esquema del proceso de carga y descarga de una batería de iones de litio.



 Aquí podemos ver el despiece del teléfono móvil al que pertenecía la batería.






No hay comentarios: