jueves, 11 de agosto de 2016

El Musée des arts et metiers de París


En el Musée des arts et metiers de París se encuentran gran parte de todos los grandes desarrollos tecnológicos del siglo XIX y principios del XX. Industria, telégrafo, electricidad, motores, radio, televisión...

Alphonse Couvreux (1820-1890) comenzó a trabajar como contratista en la década de 1840, principalmente en movimientos de tierra en las líneas de ferrocarril.


Con su experiencia en esta actividad, obtiene una primera patente de excavadora en 1860.


Perfeccionó su máquina en los proyectos sucesivos de los que es responsable. En 1863, fue elegido por la Compañía del Canal de Suez para la excavación de un frente rocoso difícil. En tres años, Couvreux extrae 9 millones de metros cúbicos.


El ingeniero militar francés, Nicolas Joseph Cugnot aplicó por primera vez la máquina de vapor a la circulación de un vehículo.





Hacia 1760, muchos estudiosos creían que se podía usar el vapor para mover las ruedas de un vehículo. Cugnot diseñó su carro de vapor para transportar piezas de artillería, con tres ruedas y una caldera de alta presión en la parte delantera de la rueda motriz. Se accionaba mediante dos pistones y se dirigía moviendo un manillar. Esta máquina podía ir hacia atrás y transportar una carga de cinco toneladas a 4 km/h.

El siguiente vídeo muestra una réplica del francés Alain Cerf.


Esta otra réplica se encuentra en el Tampa Bay Automobile Museum.



Agnès Clément Ader nació en Muret en 1841. Trabajó como ingeniero en diversos campos, tales como las aplicaciones de la electricidad para la transmisión del sonido y el transporte por carretera.

Entre 1882 y 1889 construyó una máquina voladora, el Aeolus, dañado durante las pruebas de vuelo en 1891. Con la ayuda del Ministerio de la Guerra. Ader comenzó inmediatamente después la construcción del "Avion 3". Terminado en 1897, mide 16 metros de ancho y se apoya sobre tres ruedas. Su peso es de 258 kg en vacío y no llega a los 400 kg en orden de marcha con conductor. Dos máquinas de vapor de 20 caballos de potencia, cada una, mueven una hélice de 4 palas. Las hélices giran en sentido contrario. Dispone de una caldera y un condensador para los dos motores. Las alas están hechas de seda y bambú.






En el departamento de electricidad se encuentra un modelo del pantelegrafo de Caselli, un fax de finales del siglo XIX.



L'Obéissante es el nombre del primer vehículo de carretera movido por vapor, construido en 1873 por Amedee Bollee.




Los motores de gasolina presentados en la exposición de París de 1889, sedujeron a los industriales franceses, tales como Panhard Levassor y Peugeot, que compraron la licencia para fabricarlos. El primer triciclo y cuadriciclo de gasolina de Peugeot fueron vendidos en 1891. Su conducción y mantenimiento eran complicados, pero podían correr a 20 km/h. Las ruedas del Peugeot de 1893 ya eran de goma.