miércoles, 29 de febrero de 2012

Camiones KAMAZ

La empresa rusa KAMAZ ha modernizado su camión tractor de dos ejes KAMAZ-5460.

El año 2003 salió al mercado la cabeza tractora KAMAZ-5460. En el 2006 se actualizó el diseño, renombrándolo como KAMAZ 5460-046-22, también conocido como "Stayer". Se incluyó un motor KAMAZ-740.37-400 con bomba de inyección Bosch. La transmisión sigue siendo la misma ZF de 16 velocidades, pero el eje trasero es completamente nuevo, construido en Bulgaria por la empresa Madara. El sistema de frenos, que incorpora ABS, es de Wabco. Incorpora neumáticos Michelin 315/60R22.

Uno de cada cuatro vehículos fabricados se exportan, con lo que los camiones KAMAZ trabajan en más de 80 países. El nuevo motor de 420 CV, KAMAZ-740.64-420, utiliza un equipo de inyección Common Rail Bosch. El bloque no se produce en las fábricas de Hungría y China.

Junto con la modernización de las bombas de inyección, en la actualización del motor 740-S se introdujeron otra serie de mejoras. En primer lugar se ha utilizado un nuevo material para el cilindro de hierro fundido, con grafito vermicular CHVG35, reduciendo el ruido del motor a 0,1-1,5 dB. En segundo lugar, junto con Federal Mogul se han hecho cambios en el diseño de las piezas del grupo cilindro-pistón. Se han utilizado nuevas aleaciones de cromo en los anillos del pistón y la carbonitruración del cigüeñal.

Los motores rediseñados KAMAZ también se mantienen disponibles sin Common Rail, con bombas rusas Yaroslavl YaZDA-337-23 o bombas en linea Bosch P7100 con control electrónico RE-30. Los nuevos modelos KAMAZ también pueden incorporar una transmisión automática ZF AS-Tronic.

En 1969 los dirigentes soviéticos decidieron construir una gran fábrica de maquinaria pesada en Naberezhnye Chelny, un pequeño pueblo de la república de Tatarstán (Rusia) situado en las orillas del río Kama. Fue diseñada para producir 150.000 vehículos y 250.000 motores al año.

Se eligió este emplazamiento por su posición geográfica, situado en el corazón de la antigua Unión Soviética, comunicado por los ríos navegables Kama y Volga, cercano a la vía férrea, lo que facilitaba el transporte de los materiales de construcción, materias primas, equipos, componentes y la posterior producción de la fábrica. En la zona operaba la compañía constructora "Kamgesenergostroy", que se encargó de la construcción de la presa del embalse que permitía producir cerca de 500 megavatios de electricidad, además de los edificios de la fábrica y las viviendas para los trabajadores.

Stand de KAMAZ en la feria COMTRANS 2011.

En la construcción de las fábricas trabajaron más de 2.000 empresas rusas con más de 100.000 trabajadores. La fábrica de automóviles en el futuro se proporcionó a más tardar en el momento de su equipamiento tecnológico. También se contó con la presencia de más de 700 empresas extranjeras, entre ellas "Swindell Dresler", "Holkroft", "Sikast", "Ingersoll Rand", "Hyuller", "Liebherr", "Morando", "Ekstsella", "Velo", "Reno", "Sandvik", "Komatsu" y "Hitachi".

Antes del inicio de la construcción de la fábrica en Naberezhnye Chelny vivían 27.000 personas, pero a mediados de los años 90 pasaron a ser más de 530.000 habitantes.

El 13 de diciembre de 1969 se inició la construcción de la fábrica de automóviles KAMAZ, saliendo de sus lineas de montaje el primer motor en mayo de 1974 y la primera caja de cambios en diciembre de 1975. Al año siguiente se terminó la cadena de montaje de camiones, de la que salieron un total de 22.000 en diciembre de 1977, llegándose a los 50.000 en junio de 1979 y 150.000 en abril de 1980.

El 25 de junio de 1990 el gobierno convirtió la empresa en sociedad anónima (La URSS desapareció a finales de 1991). El 14 de abril de 1993 se produjo un incendio en la planta de motores, que quedó prácticamente destruida. En diciembre del mismo año la fábrica volvió a producir motores. En enero de 2008 su producción llegó a 1,9 millones de vehículos.

En diciembre de 2008 la empresa alemana "Daimler AG» adquirió el 10 % del capital social de la SA "KAMAZ". En el 2010, Daimler aumentó su participación hasta el 11 por ciento, al mismo tiempo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo adquirió un 4 % del capital.