jueves, 11 de agosto de 2016

El Montserrat


El MONTSERRAT era un hermoso y rápido vapor construido por A.G.Vulcan, de Sttetin, con el número de grada 189, para la Hamburg Amerika Linie, con el nombre de DANIA. Botado el 12 de Octubre de 1.889, de 4.377 toneladas de registro bruto (4.076 en la Trasatlántica), 370,7 pies de eslora, 44,3 de manga y 30,2 de puntal. De proa recta y popa de espejo, una chimenea y dos mástiles, aparejado en bergantín, un solo eje, maquinas de triple expansión para una velocidad comercial de catorce nudos. Capacidad en origen para 30 pasajeros de primera clase, 1400 steerage y 78 tripulantes.


Sus características técnicas exactas, según el Lloyd´s Register of Shipping: Año 1904-1905, eran las siguientes: …”Vapor a hélice con casco de acero; señal distintiva, HVMC; Spar Deck; 2 cubiertas corridas; luz eléctrica; 4 mamparos estancos; registro bruto, 4.076 toneladas; registro neto, 2.306 toneladas; construido por Act. Ges. Vulcan, de Sttetin; eslora entre perpendiculares, 373,2 pies; manga, 44 pies; puntal en bodega, 29,8 pies; matricula de Barcelona; maquina alternativa de triple expansión; diámetro de los cilindros, 33, 53 y 84 ½ pulgadas; carrera de los cilindros, 55 pulgadas; 530 caballos nominales; maquinas construidas por Vulcan, en Sttetin; castillo de proa de 60 pies de longitud; superestructura central de 120 pies de longitud; toldilla de 46 pies de longitud”…
En 1.895 es vendido a la Trasatlántica, en donde es usado como transporte para los movimientos de tropas a Cuba. Devuelto de nuevo a sus armadores en 1.896 y vuelto a renombrar DANIA. Vuelto a comprar por la Trasatlántica en 1.897, y ya como MONTSERRAT se queda definitivamente en la flota de la Trasatlántica, modificándolo para el transporte de 121 pasajeros de primera clase, 36 de segunda y 1.000 de steerage.


Los restos del capitán del navío El Montserrat (Conocido como El Català, el millor barco de guerra de la flota d"ultramar, como reza la conocida habanera El meu avi.) descansan desde el 30 de noviembre de 1998 en el panteón de marinos ilustres de San Fernando (Cádiz). El capitán es el primer civil enterrado en ese lugar dedicado en exclusiva a militares. El capitán Manuel Deschamps logró con El Montserrat, conocido como El Català, eludir el bloqueo que la flota norteamericana impuso a Cuba durante la guerra de 1898, por lo que recibió honores de capitán de navío. El Català tampoco era un barco de guerra, como asegura la más famosa de las habaneras, compuesta por el músico y coronel del Ejército Josep Lluís Ortega Monasterio. El barco era un vapor de transporte de la Compañía Transatlántica. Con la guerra de Cuba, a los barcos de la compañía se les instaló armamento pero las tripulaciones seguían siendo civiles. Deschamps nació en La Coruña en 1853. Era un civil que, ante la petición de colaboración de la Marina, salió voluntario para llevar víveres y municiones a las tropas en Cuba. Deschamps burló en tres ocasiones el bloqueo norteamericano. Deschamps murió a los 70 años y fue enterrado en Sant Vicenç de Montalt, donde pasaba largas temporadas. Sus restos fueron entregados a las autoridades militares en el puerto de El Masnou para ser trasladados al panteón de San Fernando.