miércoles, 27 de abril de 2016

ARSAT-1


El ARSAT - 1, primer satélite de diseño y fabricación argentina, fue puesto en órbita en octubre de 2014 desde la base de Kourou, en la Guayana Francesa, y proporciona servicios de telefonía, televisión e Internet para Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, incluyendo zonas rurales.


La puesta en órbita del satélite se hizo mediante un cohete francés Arianne 5. La operación fue dirigida por la ingeniera argentina Ana Caumo, jefa del proyecto de Invap, la empresa pública de la provincia de Río Negro que lo construyó para ArSat S.A., que se creó en 2006 y depende del Ministerio de Planificación. También se lanzó en el mismo cohete otro satélite de la empresa norteamericana Direct TV.

Mucha tensión hubo en las dos horas previas al lanzamiento. La cuenta atrás se detuvo a los 7 minutos por las condiciones meteorológicas y por un chequeo técnico de último momento. El despegue se demoró unos 44 minutos. A las 19.17 el satélite se desprendió de la cápsula propulsora a unos 300 kilómetros sobre el nivel del mar, y empezaron las maniobras desde la superficie terrestre para ubicar al satélite en la posición de 71,8 grados de longitud oeste y para que se mantenga a 36.000 kilómetros de altura de manera constante. Desde entonces se tardan unos diez días de órbita de transferencia hasta llegar a la órbita geoestacionaria.


El ArSat-1 es un tipo de satélite geoestacionario de telecomunicaciones. En el mundo, el primer satélite geoestacionario se había lanzado en 1964 desde los Estados Unidos y se usó para trasmitir los Juegos Olímpicos por televisión. Antes del ArSat-1, la Argentina había lanzado otro tipo de satélites, como el de observación de la Tierra Sac-D/A, que fue puesto en órbita en 2011.


La Unión Internacional de Telecomunicaciones había asignado a la Argentina dos posiciones orbitales para colocar satélites geoestacionarios: la posición 71,8° y la posición 81°. El País estaba ocupando la posición 71,8° con un satélite alquilado.