domingo, 30 de mayo de 2010

Proceso de inmersión del Ictíneo II

En el siguiente video se puede ver, de forma esquemática cual era el proceso de inmersión del Ictíneo II, y la manera de volver de nuevo a la superficie.

En este proceso intervienen cinco elementos importantes: las vejigas de flotación, el depósito de agua de lastre, las vejigas natatorias, las bombas que llevan el agua desde el depósito de agua de lastre a las vejigas natatorias y la bomba de aire (No está representada en el dibujo), que sirve para vaciar las vejigas de flotación.

Todo comienza con el llenado de las vejigas de flotación (Unas 8 toneladas de agua), lo que deja el submarino flotando, pero a punto de sumergirse totalmente en el agua. Las vejigas de flotación se encuentran en el espacio entre los dos cascos, y una vez llenas de agua no han de soportar presión alguna, por mucho que baje el Ictíneo. En este punto el submarino aun tiene una ligera flotabilidad positiva, pero muy cercana a la neutra. Del submarino tan solo sobresalen los cristales superiores de la cúpula de entrada y la tapa de la escotilla.

Para conseguir que se sumerja totalmente en el agua se va dejando entrar lentamente el agua en el depósito de agua de lastre, que se encuentra dentro del casco interior, por lo que no ha de soportar gran presión, hasta alcanzar la profundidad deseada.

Para dejar de ir hacia abajo y también para comenzar la vuelta hacia la superficie, se procede a expulsar agua de las vejigas natatorias. Estas vejigas natatorias son depósitos situados entre los dos cascos. En su mitad están llenas de gas a una presión de 10 atmósferas, y el resto, de agua. Por esta razón cuando se abre la válvula que las pone en comunicación con el exterior, el gas a presión expulsa hacia afuera la cantidad de agua que se desee. Al expulsar agua, el peso total del submarino baja y con él también su densidad relativa, lo que hace que aumente su flotabilidad y tienda a subir.

En el momento en que se expulsa agua de las vejigas natatorias, los tripulantes encargados de esta operación (Nivelantes), mediante el uso de unas bombas envían agua a presión desde el depósito de agua de lastre hacia las mismas para mantenerlas medio llenas de agua y mantener en ellas la presión de 10 atmósferas. En esta operación el peso total del submarino no varía y tampoco su flotabilidad. Se trata solamente de restablecer la operatividad de las vejigas natatorias para cuando se vuelvan a necesitar.

Una vez extraído el agua suficiente del conjunto depósito de agua de lastre-vejigas natatorias, el submarino volverá a encontrarse en la superfie del agua, con tan solo los cristales de la cúpula de la escotilla sobresaliendo de ella. Es el momento de vaciar las vejigas de flotación, mediante el uso de una bomba de aire, que inyecta aire a presión por su parte superior haciendo que el agua salga por la parte inferior de ls vejigas.

No hay comentarios: