jueves, 16 de junio de 2016

"El Porvenir" de Burgos


En Quintanilla de Escalada (Burgos) se encuentra una pequeña central construida en 1910 por la empresa "El Porvenir". Esta fue la primera central hidroeléctrica construida en Burgos. En 1946 se hizo cargo de ella la empresa Electra de Burgos y en la década de los 70 del siglo pasado, Iberduero. Sus turbinas se alimentan del canal que atraviesa la montaña por un túnel de 500 metros de largo. Estas turbinas de 600 CV fueron fabricadas por la empresa "Maquinaria y Metalurgia Aragonesa".


Hasta los años 30 hubo en Burgos tres empresas de producción de electricidad: Compañía de Aguas, Electra de Castañares y El Porvenir de Burgos.


La central de "El Porvenir" en 1920.


Canal de la central, de cuatro kilómetros de largo, a la salida del túnel.


Imágenes del interior de la central de "El Porvenir".



El nombre de la empresa fue muy común en aquella época. De esta forma encontramos la “Fábrica de Electricidad El Porvenir de Poza”, en Poza de la Sal, o "El Porvenir de Zamora" en San Román de los Infantes.

Con este nombre tan prometedor se constituyó, el 18 de junio de 1899, la Sociedad El Porvenir de Zamora, que construyó y explotó el Salto de San Román. El fundador fue Federico Cantero Villamil que, como bien conocedor del aprovechamiento hidráulico para producir energía, se dio cuenta enseguida de las posibilidades que ofrecía el río Duero y sus principales afluentes.