viernes, 3 de junio de 2016

Teléfono móvil Dynatac 8000x


El teléfono móvil Dynatac 8000x fue desarrollado en el año 1983 por Motorola, siendo el primer teléfono móvil del mundo y fue puesto a la venta el 13 de marzo del mismo año. Pesaba 800 gramos y medía 33 por 4,5 por 8,9 centímetros. En la fecha de salida al mercado del producto, costaba 3.995 dólares estadounidenses y su batería tenía únicamente la autonomía de una hora en conversación. Un año más tarde (1984) 300.000 usuarios habían comprado el terminal.


El prototipo del DynaTAC 8000X había sido presentado una década antes, el 3 de abril de 1973, con anécdota incluida. El entonces jefe de ingenieros de Motorola, Martin Cooper, reunió a la prensa y desde una calle de Nueva York marcó con aquel prodigio tecnológico el número de Joel Engel, responsable del programa de teléfonos celulares de la competencia AT&T. La llamada muestra el carácter socarrón y bromista de quien está considerado el padre de los teléfonos móviles y una de las personas que más ha impulsado que estos pequeños aparatos sean en la actualidad imprescindibles. Sin embargo, la velocidad de su desarrollo y expansión sorprendió en los primeros años al mismo Cooper, quien asegura que “sabíamos que aquel invento sería muy popular con el tiempo, pero no pensaba ver en mi vida que habría miles de millones de móviles”. Y mucho menos que los teléfonos llegarían a incluir pantallas LCD, microprocesadores, Internet o cámaras digitales. Porque todo esto que ahora llevamos en el bolsillo con tanta naturalidad, sencillamente no existía en 1973.