miércoles, 8 de junio de 2016

Museo Ferroviario de Alcazar de San Juan


El Museo Ferroviario de Alcázar de San Juan realiza un recorrido por la Historia del Ferrocarril en España utilizando como punto de partida uno de los nudos ferroviarios más importantes, que comunica el norte de la península con el centro y levante con el sur.




La primera parte es la sala de El Molino de viento donde podemos contemplar fotos de la historia del ferrocarril en esta ciudad y algunas maquetas de antiguos trenes. En los expositores veremos diferentes útiles del mundo ferroviario como silbatos de locomotoras, cajas fuertes, palancas de maniobras, gorras o incluso objetos curiosos como la Vajilla del Coche Salón del tren M.Z.A.


En el Patio Exterior es donde se encuentran los objetos de mayor tamaño como las vagonetas, las señales de parada, los carros, gatos, además podremos ver una antigua máquina de sacar agua y un vagón con ruedas del siglo 1860 único en España. Las locomotoras que se pueden ver son la 040 de 1895, la 640 y la 1400.


Las grandes “mastodontes” de origen nacional eran conocidas como las “1.000 pelonas” entre el personal ferroviario, o al menos eso me cuentan mis entrañables amigos de Alcázar de San Juan acerca de esta locomotora que fuera encargada por MZA y que llevó las placas “MZA 1.044” durante más de cuarenta años hasta su integración forzosa en RENFE.

En el momento de su estreno ya superaba los 2.000 cv. de potencia. Es decir, casi 300 cv. más que las contemporáneas de su clase, y es probable que fuera una de las que se blindaron en los talleres de MZA para formar parte del tren blindado “B”, destinado en el sur de Madrid, por el gobierno entonces vigente durante la guerra civil española de 1936.


Los edificios de la estación han sido protegidos por la Ley de Patrimonio Histórico de Castilla La Mancha. Podemos observar el edificio de acceso y las taquillas y las edificaciones del andén central y sus marquesinas.


Esta locomotora RENFE 030-2216 (Fives-Lille 2272/1880, ex MZA 408, ex-CR B 58) se encuentra fuera del museo en un parque de la ciudad.