miércoles, 6 de julio de 2011

Recogida neumática (X)

Un ciclón está formado por un cono invertido a donde se hace llegar, tangencialmente, la corriente de aire cargado de materias sólidas. El giro del flujo de aire hace que la fuerza centrífuga haga que las partículas solidas se vayan hacia las paredes y vayan cayendo por gravedad, hacia el fondo del cono, mientras que el aire limpio se va por la parte superior.

La basura que cae al fondo del cono es empujada por un pistón hacia el contenedor, en donde se compacta.

A continuación se puede ver un esquema de la instalación completa. Por turnos se van abriendo las válvulas que comunican cada uno de los buzones de las diferentes fracciones, para ponerlos en comunicación con la tubería de transporte, que es única para todos los tipos de basura. En un momento determinado solamente circula un tipo de fracción por la tubería de transporte, de forma que no se mezclen las diferentes fracciones.

Vista de los buzones y su conexión al tubo de transporte.

En la parte superior de los ciclones se encuentra un mecanismo que ayuda a la separación entre la basura y el aire que la transporta.

Recogida neumática (I)

Recogida neumática (II)

Recogida neumática (III)

Recogida neumática (IV)

Recogida neumática (V)

Recogida neumática (VI)

Recogida neumática (VII)

Recogida neumática (VIII)

Recogida neumática (IX)

Recogida neumática (X)

1 comentario:

Guzmán Arribas dijo...

Una entrada francamente interesante, me ha servido para comprender mejor como funcionan estos equipos, se nota que dominas el tema.

Muchas gracias por compartirla, un saludo.