viernes, 2 de noviembre de 2007

El iconoscopio

La anterior fotografía muestra el iconoscopio modelo 1846 utilizado en la cámara de televisión que servía para guiar la bomba americana GB-4 utilizada en la segunda Guerra Mundial. La fotografía y el resto de la información procede del Museo Virtual de las Válvulas Electrónicas.

Las primeras cámaras electrónicas de televisión utilizaban un tipo de tubo de rayos catódicos llamado Iconoscopio, inventado por el ruso-americano Vladimir Kosma Zworykin.

Después de emigrar a Estados Unidos en 1919, al año siguiente Zworykin comenzó a trabajar en la empresa Westinghouse Electric Corporation en la ciudad de Pittsburg, en donde trabajó en el desarrollo de tubos de vacío para los aparatos de radio y de fotocélulas. En diciembre de 1923 patentó el Iconoscopio. Posteriormente desarrolló el Kinescopio, un tubo de rayos catódicos utilizado en los receptores de televisión.

La placa fotosensible del Iconoscopio estaba formada por un conjunto de puntos de hidróxido de potasio depositados sobre un substrato de aluminio oxidado. Cuando la luz incidía sobre el hidróxido potásico le arrancaba electrones dejándole cargado positivamente. Enfocando, mediante lentes, una imagen sobre la placa sensible y utilizando un cañón de electrones para escanear el estado de los diferentes puntos de la placa, se podían obtener pequeñas corrientes eléctricas de los diferentes puntos, que una vez amplificadas, se podían transmitir a distancia.

En la fotografía anterior se puede ver a Zworykin en 1929 y en el siguiente grabado se muestra la patente del iconoscopio de 1923.

A continuación se muestra el esquema de un Kinescopio que es la base de los tubos de imagen de televisión, de los radares, de los osciloscopios y de los monitores de ordenador. Este sistema ha perdurado hasta hoy en día, en que está siendo sustituido por las pantallas de plasma y de cristal líquido.