martes, 20 de noviembre de 2007

Los tubos fluorescentes

Los tubos fluorescentes son tubos de vidrio que contienen una pequeña cantidad de mercurio y un gas inerte, como por ejemplo el argón. Interiormente el tubo de vidrio está recubierto de una capa de polvo de fósforo. En cada uno de los dos extremos del tubo existe un filamento que se conecta a un circuito de corriente alterna. Los siguientes dibujos se han extraido de How Stuff Works.

(1) Cuando se aplica un voltaje suficientemente grande en el circuito, los electrones (E) se escapan de los filamentos y chocan contra los átomos de argón (A) ionizándolos.

(2) Algunos electrones atraviesan el gas ionizado desde un extremo a otro del tubo.

(3) Estas descargas eléctricas vaporizan el mercurio contenido en el tubo de vidrio.

(1) Cuando un átomo de mercurio choca con una partícula del gas ionizado se excita.

(2)En este estado uno de los electrones del mercurio alcanzará un nivel de energía superior.

(3) Al poco tiempo volverá a descender a la posición que ocupaba anteriormente, cediendo la energía que se le había comunicado en forma de un fotón de rayos ultravioleta.

(1) En su viaje hacia el exterior los fotones ultravioletas chocan contra los átomos de fósforo del recubrimiento del tubo.

(2) En los átomos de fósforo los fotones ultravioletas desplazan uno de sus electrones hacia un nivel de energía superior.

(3) Cuando estos electrones descienden al nivel de energía que ocupaban anteriormente, emiten un fotón de luz visible.