viernes, 25 de enero de 2008

Refrigerador Crosley IcyBall

El australiano Edward Hallstrom diseñó en 1923 un aparato refrigerador basado en la técnica de absorción y que, por tanto, no necesitaba electricidad. La energía la obtenía de un quemador de queroseno que quemaba menos de un cuarto de litro para funcionar durante un día. El refrigerador recibió el nombre de IcyBall y fué fabricado en Estados Unidos por la compañia Powel Crosley entre 1928 y 1938. El IcyBall tuvo mucho éxito en las zonas rurales norteamericanas antes de su electrificación.

Para poner en marcha el IcyBall, primeramente se ha de rellenar con agua fría la “cúpula de vapor“. Después, y tal como indica la Figura 1, se ha de inclinar el conjunto de las dos bolas para que pase toda la disolución de agua y amoniaco a la bola caliente.

Una vez hecho esto, se calienta la bola caliente en un fogón de queroseno, tal como indica la Figura 2. La bola fría se introduce, a su vez, en un balde de agua fría. El fondo de la bola caliente ha de estar separado unos dos centímetros del fogón. Si se utiliza un fogón de gas o de gasolina se ha de tener en cuenta que la llama no ha de sobresalir del espacio ocupado por el fondo de la bola caliente. Durante una hora y media se ha de calentar para que se evapore el amoniaco. A partir de este tiempo se empieza a oir el burbujeo del agua en el interior del tubo de comunicación entre las dos bolas, es el momento de apagar el fuego. El pitido del “silbato“ situado en la “cúpula de vapor“ es la señal definitiva de que este proceso se ha acabado. El amoniaco que se ha evaporado en la bola caliente ha llegado a la bola fría y debido a la presión y a estar rodeado de agua fría se ha condensado.

Cogiendo por el asa de madera, se gira el conjunto de las dos bolas de forma que se introduce la bola caliente en el balde de agua fría, como se indica en la Figura 3. Al enfriarse la bola caliente se produce una depresión que aspira los vapores de amoniaco que se van formando en la bola fría, absorbiendo calor y enfriando el agua que contiene esta bola fría, en un depósito separado. Paulatinamente se ira enfriando la bola fría a lo largo de 5 ó 10 minutos, cubriendose finalmente de escarcha en el exterior de sus paredes.

Posteriormente se echa litro y medio de glicerina en el depósito del “estabilizador“ una vez limpio, para eliminar todo tipo de olor y restos de hielo. A continuación se coloca el conjunto de las dos bolas en el arcón del refrigerador, con la bola fría dentro del “estabilizador“, tal como indica la Figura 5.

Finalmente se pone agua en la “cubitera“ y se introduce en el “tubo congelador“. Gracias al aislamiento de la caja del arcón refrigerador se puede mantener el frío durante todo un día, a una temperatura de 4 ºC.

En este artículo se puede ver el funcionamiento de uno de los primeros refrigeradores de absorción.

1 comentario:

Rodrigo Bello dijo...

Excelente su informacion me acaba de dar una idea para modernizar el sistema para zonas rurales con energia solar gracias!!